Investigación

Los periodistas entran en el punto de mira de la SEC

Thom Calandra, multado por manipulación de valores

La SEC, el regulador de los mercados en EE UU, ha ampliado su radio de acción en un caso que reconocen que no es usual. Pero ocurrió y lo han sancionado con algo más de medio millón de dólares.

Las autoridades que vigilan los mercados han cerrado esta semana un acuerdo extrajudicial con Thom Calandra, ex columnista y fundador de CBS MarketWatch.com, al que acusaron de usar sus columnas en Internet para inflar los precios de acciones y vender él luego con beneficio.

Según los hechos que relata la SEC, entre marzo y diciembre de 2003, Calandra escribió informes sobre 23 compañías con poca contratación de las que poseía acciones y cuando a resultas de su promoción su valor en Bolsa subía, él vendía. Hizo alrededor de 100 transacciones.

Además, dos empresas mineras le dieron la oportunidad de comprar acciones con un fuerte descuento. A pesar de que las normas de MarketWatch.com, que fue adquirido por Dow Jones en noviembre, obligaban a mencionar si el responsable de la columna poseía acciones, Calandra no lo hacía siempre.

Eso le ha costado lo que ganó y algo más. En el acuerdo cerrado con la SEC, el regulador le ha obligado a devolver las ganancias hechas bajo el esquema de comprar-recomendar-vender. En total se trata de 416.000 dólares más 125.000 más de multa. Las autoridades de la SEC dicen aunque lo que hizo Calandra es serio se ha rebajado la multa por que el acusado ha colaborado con la investigación. En un comunicado, el periodista, que ahora trabaja para una consultora en San Francisco, dijo estar contento de acabar con 'este difícil año'.

Los periodistas y columnistas que cubren empresas cotizadas pueden tener influencia sobre los mercados por eso en Estados Unidos se trata de minimizar conflictos de intereses prohibiendo tener acciones a los profesionales (si no es a través de un fondo de pensiones) o limitar los movimientos de sus carteras de inversión.

El mercado de Nueva York, bajo la lupa del regulador

Los reguladores americanos están preparando una acusación contra la Bolsa de Nueva York por no vigilar a algunas de las firmas de especialistas que operan en su parqué e ignorar actuaciones que han costado a los inversores millones de dólares, según informaba ayer The Wall Street Journal.

Se espera que la Bolsa cierre un acuerdo que le evite el paso por los tribunales y refuerce su sistema de vigilancia. No se espera que el mercado neoyorquino sea multado pero aceptará una reprimenda