Deuda

Argentina canjea desde hoy 81.200 millones de dólares de deuda con una quita del 67%

Después de más de tres de años en suspensión de pagos Argentina comienza hoy el canje de la deuda impagada para reducirla de 81.200 millones de dólares a 41.800 millones. Antes del inicio de las seis semanas en que los acreedores podrán optar por nuevos bonos, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, ofreció ayer en Miami la primera presentación de la gira promocional de la oferta de pago, que consiste en una quita real del 67%, y que continuará la semana próxima por ciudades europeas.

La tercera economía de Latinoamérica ofrece cambiar los 152 bonos impagados desde finales de 2001 por tres nuevos nominados en pesos, euros, dólares y yenes. Uno de ellos apunta a los inversores minoristas, sin quita de capital, pero con un fuerte recorte de intereses y un plazo más largo. Otro ha sido diseñado para los tenedores institucionales, con una quita nominal del 67%, pero más intereses y menos plazo. Existe un tercer bono con características intermedias para fondos de pensiones.

La mayoría de los analistas considera que la propuesta de pago logrará una adhesión superior al 70%, lo que se consideraría un éxito si se tiene en cuenta la fuerte quita ofrecida. En los últimos canjes de deuda de países emergentes, la reducción del valor de la deuda había promediado el 35% y la participación había superado el 90%.

El Fondo Monetario Internacional se ha declarado al margen del proceso, pero hasta principios de 2004 presionaba para que Argentina se comprometiera a buscar un 80% de adhesión.

El presidente argentino, Néstor Kirchner, justificó la fuerte quita porque considera que una deuda elevada ahogaría el alto crecimiento de los dos últimos años (más del 8%), después de una de las peores crisis de su historia, y porque necesita recursos para los programas sociales en un país con un 45% de pobres.

El 38% de la deuda está en manos de fondos de pensiones, bancos y compañías de seguros argentinos, que han acordado con el Gobierno su canje. Se especula con que más de un 20% también esté en poder de inversores nativos con bonos negros. Un 15% reside en Italia, con 400.000 personas perjudicadas; y un 9% en Estados Unidos.