Previsión

La banca prevé un fuerte freno en la escalada hipotecaria

Desaceleración para 2005. Es de nuevo el pronóstico anual de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Aunque ayer se refirió a un verdadero freno en la escalada, ya que prevé que el crecimiento no supere el 17%. Mientras, 2004 marcó de nuevo la mayor alza desde 1990 con una subida superior al 24%, según los datos preliminares.

Nuevo ejercicio récord que bate todas las previsiones iniciales de la banca. 2004 cerró con un alza de las hipotecas de entre el 24,1% y el 24,5%, según los datos que avanzó ayer la AHE, lo que supone el mayor aumento desde 1990. Y, como destaca la asociación, el 'año más expansivo del ciclo' marcado por el boom inmobiliario, junto con 2003 (23,9%).

La causa del nuevo tirón ha sido el nivel de tipos de interés que, 'contra todo pronóstico' ha sido en términos medios 'el más bajo de la historia'. Esto ha permitido 'absorber en buena parte el excesivo crecimiento de los precios de la vivienda', según el comunicado emitido ayer por la AHE.

Ya previamente al cierre noviembre mostró un considerable vigor del volumen hipotecario (influido también por el incremento acumulado de los precios de la vivienda) y siguió la tónica del mes anterior. Creció un 25,05%, sólo unas décimas por debajo del de octubre. Para la Asociación Hipotecaria Española la evolución desde el máximo de septiembre (25,3%) supone una 'leve desaceleración'.

El primer semestre seguirá con tasas elevadas de demanda en estos préstamos, estima la AHE

æpermil;sa vuelve a ser la palabra clave para este año, tras dos ejercicios consecutivos para los que la banca ha pronosticado un freno en la escalada que no sólo no se ha cumplido sino que ha servido para batir máximos. Pero esta vez, al contrario que hace un año, la AHE se atreve a dar una estimación para el conjunto del ejercicio, con un crecimiento de entre el 15% y el 17%.

Si bien lo condiciona a que se cumplan 'las previsiones de crecimiento económico y de empleo del Gobierno' y a que los tipos interbancarios no superen 'el límite del 3%'.

Esto significa que los ritmos de incremento pueden caer casi hasta la mitad frente a las tasas actuales del 24%, lo que supone un parón.

Sin embargo, los signos de moderación no se verán en los primeros meses de este año. La AHE señala que la demuda de hipotecas 'se mantiene elevada' lo que hace prever que el primer semestre de este ejercicio seguirán registrándose 'unas tasas de actividad elevadas' pese a los últimos datos de moderación en el precio de la vivienda. El aterrizaje suave se irá 'consolidando' a lo largo del año.

Otros expertos coinciden con la AHE en que habrá una 'ligera desaceleración'. Así, Analistas Financieros Internacionales fija también en el 15%-17% el posible incremento para este año. La desaceleración en el crecimiento de obra nueva y la prevista subida de tipos de interés son factores que lo sustentan, explica Esteban Sánchez, experto en banca de AFI. En principio, el límite del 3% de subida para el euribor puede ser perfectamente factible ya que el mercado espera una subida de tipos máxima de 0,50 puntos y en el segundo semestre. Con un euribor ahora en el 2,30% hay recorrido para que no supere el tope al que se refiere la AEB.

Mientras tanto, todo parece indicar que la banca apuesta por seguir la batalla comercial, desoyendo el aviso de moderación del Banco de España. Tras la oferta presentada por el BBVA para aplazar parte del pago del capital, Caja Navarra se ha sumado a la fórmula. Y ayer, Cajastur anunció una hipoteca con cuotas iniciales hasta un 12% inferiores.

Los españoles contrataron hipotecas entre enero y noviembre, el último dato, por valor de 102.574 millones de euros. De esta cantidad, 32.688 millones corresponden a los bancos, 51.381 millones a las cajas y 4.859 millones a las cooperativas de crédito. En total, las familias tienen una deuda acumulada con la banca de 570.443 millones de euros contando los préstamos titulizados.