CincoRed

La electrónica de consumo aumenta su protagonismo

Tiempo atrás la electrónica de consumo se vendía junto a los electrodomésticos; hoy los equipos portables de música y vídeo, las cámaras digitales y todo tipo de dispositivos catalogados bajo el epígrafe de electrónica de consumo se despachan en la sección de informática de los grandes almacenes. El mercado de la electrónica de consumo y del PC han acabado por converger. El ordenador lleva camino de convertirse en el centro del ocio doméstico, una visión que encandila a fabricantes como HP, Microsoft o Dell, entre otros.

De manera que los fabricantes tradicionales del sector de la informática han puesto los ojos en este mercado que sólo en EE UU mueve unos 250.000 millones de dólares al año. Apple ejemplifica lo que muchos otros fabricantes querrían para sí. Su reproductor de música iPod, del que ha vendido 5,7 millones de unidades, proporcionó a la compañía de la manzana un 23% de sus beneficios en el último trimestre de 2004. Compañías como HP, Dell, Gateway o Microsoft han lanzado sus propios equipos reproductores de música digital, paquetes de software para la gestión del ocio o pantallas de televisión para desembarcar en el edén del ocio digital doméstico.

En el próximo año las estimaciones sitúan el crecimiento del mercado tecnológico entre un 3% y un 5%, mientras que el de la electrónica de consumo rondará un 8% para el año que acaba y otro 8% para el que entra, según Consumer Electronics Assn. Aunque está claro que no todos los fabricantes saldrán adelante. Actualmente hay más de un centenar de marcas de televisión digital y más de tres centenares de fabricantes de cámaras digitales; según NPD Group, la consolidación de algunos de estos mercados y la reducción de competidores resultará inevitable.

El ordenador, la televisión, el DVD y los equipos de música convergerán en 2005

En la electrónica de consumo la singularidad suele ser un indicio de las pautas futuras. Si un fabricante de teléfonos móviles lanza un terminal con cámara fotográfica de cinco megapíxeles significa que muchos otros móviles lo incluirán posteriormente. Y si un fabricante es capaz de meter 80 gigabytes para música en el tamaño de una baraja de cartas sabemos que nuestra discográfica cabrá en los reproductores de música digital de nuevo cuño.

Estas son algunas de las tendencias que el año próximo se dejarán sentir. Y ello sin pasar por alto tres conceptos clave: diseño, convergencia y conectividad inalámbrica. La electrónica de consumo ha dejado de ser un territorio dominado por lo estrictamente funcional; ahora son complementos de moda. Además de tener múltiples funcionalidades. Por ejemplo, los reproductores de música se convierten en visores de fotos, mientras las consolas portátiles disponen de teléfono móvil, GPS y conectividad inalámbrica.

Banda ancha

El hogar digital ya está aquí

Banda ancha, contenidos para todos. En 2008 uno de cada tres hogares del mundo tendrán banda ancha, según Gartner. Las nuevas televisiones de plasma y cristal líquido (que recortaron su precio en un 10% en septiembre) se meten en los salones. Firmas como Microsoft, Apple o HP son conscientes de que la visión del PC como centro del ocio doméstico comienza a cumplirse. Microsoft apuesta desde hace dos años por su Microsoft Windows XP Media Center Edition PC, mientras HP ha presentado un sistema similar, el Digital Entertainment Center. Sistemas adicionales (media extender) permiten llevar sin cables todo el contenido del PC hasta la televisión o el equipo de música. La otra alternativa para gestionar el ocio digital son los vídeos digitales (PVR) como el TiVo o el español InOut TV, aparatos con hasta 300 gigas de capacidad que permiten grabar centenares de horas de televisión. Funcionan además como dispositivos para reproducir múltiples formatos de fotografía o de música. Con sus precios recortándose son otra de las opciones fuertes para el hogar digital.

Foto y video

La imagen reina

La imagen se ha convertido en uno de los contenidos que reina en el universo de la electrónica de consumo. Dispositivos diseñados originalmente para otras funciones hacen hueco para gestionar y visualizar clips de vídeo y fotografías. En noviembre Apple introducía en su reproductor iPod la posibilidad de guardar y visionar fotos. Otros reproductores portátiles como el H10 de iRiver, de 5 gigabytes, ha seguido sus pasos.

Los teléfonos móviles empiezan a incorporar las cámaras de fotos casi como un estándar y no paran de mejorar la calidad de las imágenes que toman con más megapíxeles, y lo próximo será la inclusión de zoom ópticos. Compañías como Philips ya trabajan en ello.

Almacenamiento

Memoria en todas partes

20, 40, 60 gigabytes... es capacidad suficiente para almacenar la memoria digital de cualquier persona: su discografía, varias películas favoritas, las fotos de su vida... La memoria de los reproductores portátiles no para de crecer (se rumorea que Toshiba ha creado discos duros de 1,8 pulgadas de 80 gigabytes). Las tarjetas de memoria reducen su precio y tamaño al tiempo que aumentan su capacidad.

Samsung ha lanzado a finales de año la MMCmicro, una tarjeta de memoria que es un 66% más pequeña que el ya reducido modelo R-MMC, destinado a dispositivos móviles con capacidad hasta 128 megabytes. Mientras, los microdiscos duros de una pulgada se meten en los teléfonos móviles. Si hoy la electrónica de consumo representa un 5% del mercado de discos duros, en 2008 será un tercio, según In-Stat/MDR.

Los grabadores digitales y los reproductores portables de música serán los que empujen este mercado. Después le tocará el turno a los teléfonos móviles. Samsung ya ha anunciado uno que incluye un disco duro de 1,5 gigabytes, que se venderá primero en Corea del Sur.

Lucha abierta

Consolas en el bolsillo

La Gameboy Advance de Nintendo es la consola portátil reina. A partir de ahora lo tendrá más complicado, Sony ha lanzado en diciembre su consola portátil Sony PSP, que llega a Europa en 2005. Un dispositivo que permite no sólo jugar sino reproducir música y vídeo también. El día que se puso a la venta en Japón se vendieron 166.000 unidades, Sony espera vender tres millones antes del próximo abril.

Nintendo, por su parte, ha respondido con la Nintendo DS, de la que espera vender unos cinco millones antes de abril entre los 58 millones de usuarios de la Gameboy Advance. Mientras, Nokia ha renovado el diseño de su N-Gage. El mercado de las portátiles está abierto a la competencia, en 2005 se decide.

Ocio portatil

Contenidos multimedia

Los servicios de música abiertos a finales de 2004 en Europa, como la Apple iTunes Store, la tienda Connect de Sony o el servicio de música de Microsoft, alimentan el mercado de los reproductores portátiles de música digital (o quizá es al revés).

Desde Playboy a Disney o Warner, los productores culturales están alimentando la necesidad de contenidos de los dispositivos. Reticentes a licenciar sus contenidos en nuevos canales (a Apple le costó convencer a las discográficas para usar su música), los productores comienzan a crear contenidos específicos para los móviles, los reproductores multimedia, etcétera.

Playboy ha licenciado sus contenidos para ser descargados en teléfonos móviles, Warner ha hecho lo mismo con su música, distribuida a través de Melodeo, que desde hace un par de meses da servicio en España a través de Telefónica Móviles. En 2005 ofrecerán el mismo servicio varios operadores en EE UU.

Con archivos que ocupan entre 500 y 750 kilobytes una tarjeta de memoria de 64 MB en un móvil almacena entre 75 y 125 canciones.

Sucesor del DVD

La guerra de los formatos

La música y el vídeo, la guerra de formatos está abierta en ambos campos. Dos formatos pugnan por suceder al DVD, de un lado el Blue-ray, promovido por Sony, Dell y HP, un formato que permite grabar en las dos caras del disco hasta 50 gigabytes (10 veces más que los DVD actuales); los fabricantes dicen que en 2005 o a principios de 2006 ya estarán en el mercado (disponibles ya en Japón).

El otro formato que aspira a suceder al DVD convencional es el HD DVD, defendido por NEC y Toshiba, son capaces de almacenar hasta 30 gigabytes. Las primeras películas en estos formatos llegarán en 2005, la guerra está servida. También el mercado de la música digital, cada servicio la vende en un formato diferente, está por ver cuánto podrá sostenerse esta situación.