Cifras

El IPC cierra el ejercicio en el 3,3% y obliga a revisar el sueldo de 5,8 millones de trabajadores

El índice de precios de consumo cierra 2004 con un avance del 3,3% en los doce meses, según datos provisionales del INE conocidos el jueves. Con esta evolución de la inflación, las cláusulas de revisión salarial corregirán el sueldo a 5,8 millones de trabajadores.

La evolución de los precios en 2004 ha experimentado un deterioro notable respecto a 2003, año en que cerró en el 2,6%; en 2004 la fuerte presión de los costes del petróleo y sus derivados ha disparado las rúbricas de los transportes, y se ha filtrado lentamente en los procesos productos, hasta el punto de llevar la tasa de precios de producción industrial hasta el 5,2% (noviembre sobre noviembre).

La tasa interanual de inflación más alta de 2004 se registró en el mes de octubre, con un 3,7% como consecuencia del alza súbito de los precios de los carburantes, tras superar el petróleo los 50 dólares por barril en el mercado del Mar del Norte.

Dado que la inflación se ha desviado en 1,3 puntos (del 2% estimado al 3,3% provisional publicado por el INE), la cláusula de revisión salarial, que se ha generalizado prácticamente en la negociación colectiva de los dos últimos años ya que era uno de los pilares de negociación de los sindicatos, entrará en funcionamiento en la gran mayoría de los convenios.

Hacer un cálculo del coste para las empresas no es tarea fácil, porque no hay prácticamente dos cláusulas iguales.

Cláusulas desiguales

Los informes sindicales señalan que el 83,2% de los siete millones de trabajadores con convenios disponen de algún sistema de revisión de sus retribuciones si había desviación en la inflación. Por tanto, según fuentes sindicales, tendrán correcciones en sus sueldos en torno a 5,8 millones de trabajadores. Si todos hubiesen cobrado en enero pasado un 2% de subida salarial y dispusiesen de una cláusula de revisión pura que restituyese toda la desviación producida en los precios, el coste para las empresas sería de lago más de 2.000 millones de euros.

Pero los sistemas de revisión tienen distinta naturaleza, en función de la subida nominal que recoge ya el convenio, aunque una constante es que sólo se activaría si la inflación superaba el 2,12%, circunstancia que se ha producido. Una subida del 2% afectó al 9% de los trabajadores, y en este caso la revisión se producirá desde ese punto hasta el 3,3%, lo que supone una protección total del poder adquisitivo.

Pero las subidas superiores tienen otro mecanismo de restitución del quebranto de la inflación. Así, el 37% de los trabajadores tienen pactada una subida entre el 2,5% y el 3%, y un 24% de los asalariados un incremento variable entre el 3% y el 3,5%; y en estos casos la cláusula es diferente, y en todo caso sólo corrige si la inflación supera el incremento nominal pactado, lo que limita notablemente el sobresueldo a pagar en enero.

Los sindicatos admiten que un 16,8% de los siete millones de trabajadores con convenio carecen de revisión, y tienen reconocida una subida media de sus emolumentos del 2,78%.

Coste de tres puntos en seis años

En los últimos años la negociación colectiva ha logrado rescatar con los sistemas de revisión las pérdidas ocasionadas por la inflación. Pero los años en los que más poder adquisitivo han ganado los salarios han sido aquellos en los que la inflación ha estado bajo control y se ha acercado razonablemente a la previsión del Gobierno. Así en los ejercicios de 1996 a 1998, cuando la inflación llegó a caer hasta el 1,4%, se produjo una sustancial ganancia del poder de compra de los salarios, mientras que desde entonces se han alternado los años con ganancia y pérdida de poder adquisitivo.

En todo caso las cláusulas han supuesto una pequeña inyección de los costes salariales establecidas en los convenios los últimos años. De 1999 a 2003 han supuesto un incremento adicional de los salarios de un 2,1%. Si este año el incremento de medio salarial avanzase nueve décimas, en seis años las cláusulas habrían aportado 3 puntos de salarios: 9.000 millones de euros.