Turismo

El impulsor de Air Madrid vende su 20% a Optursa

El fundador y vicepresidente ejecutivo de la compañía aérea de precios baratos Air Madrid, Herminio Gil, ha vendido el 20% que controlaba en la aerolínea grupo inmobiliario Optursa Management, que tras adquirir la semana pasada el 80% del capital se convierte en el único accionista con el 100% de la compañía.

Optursa y la sociedad Herpil, propiedad esta última de Herminio Gil, anunciaron el pasado 14 de diciembre la adquisición a los antiguos accionistas el 100% de la compañía aérea por 12 millones de euros. La operación dejó el 80% del capital y la presidencia de la aerolínea en manos de Optursa y el 20% restante y la vicepresidencia a Herpil, que aumentaba de esta forma su participación hasta entonces limitada al 12,5%.

La aerolínea, que prevé incrementar su capital social hasta 24 millones de euros en 2005, estará encabezada por el presidente de Optursa, José Luis Carrillo, que ha preferido tener el control total de la aerolínea. Las fuentes consultadas declinaron concretar el precio de la operación, aunque la participación de Herpil está valorada en 2,4 millones de euros. La salida de Herminio Gil rubrica la desvinculación de la aerolínea de todos los socios fundadores.

Creada a finales de 2003, Air Madrid contó en un principio como accionistas a la cadena hotelera Hotusa (20%), el grupo Celuisma (20%), Herpil (12,5%), Eroski (10%), Q Viajes (10%), Hoteles Catalonia (10%), FG Hoteles (7,5%), Promociones El Encinar (7,5%) y Edefa (propiedad de Javier Taibo, primer director general de la aerolínea, con un 2,5%).

Los intereses contrapuestos existentes entre los principales accionistas de Air Madrid y las urgencias en la puesta en marcha de las operaciones generaron una continua inestabilidad en la cúpula de la compañía desde el comienzo de las operaciones en mayo de 2004.