Energía

Montilla anuncia cambios legales para evitar riesgos en el suministro del gas

El ministro de Industria, José Montilla, anunció ayer en el Congreso que el Gobierno estudia modificar la regulación del sector del gas para evitar 'comportamientos no adecuados de las empresas que puedan comprometer la seguridad del suministro', en alusión a la crisis desatada hace más de una semana.

En respuesta a una pregunta del PSOE en el Congreso, el titular de Industria, José Montilla, se refirió a la posibilidad con que cuentan en la actualidad las comercializadoras de gas para pasar del mercado liberalizado al de tarifa en un plazo de sólo seis días. A su juicio, esta posibilidad va en contra del actual proceso liberalizador; es un indicio de 'carencias o deficiencias' en la regulación, constituye 'un peligro por la incertidumbre que introduce y puede desestabilizar un sistema que se está aún ajustando a un nuevo marco legal'.

El pasado día 13 Enagás procedió a interrumpir el suministro de cuatro centrales de ciclo combinado con contratos interrumpibles y de otras tres en fase de pruebas, debido a los problemas de aprovisionamiento originados, según el gestor, por una avería en el gasoducto de Argelia.

La crisis amenazaba con agravarse si se aplicaba la solicitud de Iberdrola de pasar dos de sus ciclos combinados del mercado libre a la tarifa (con lo que Enagás se convertía en su suministrador), medida que se hacía efectiva el día 20. Tras una reunión con Industria, Iberdrola decidió aplazar su decisión en tanto se resuelva el problema de suministro.

Montilla dijo ayer que 'el corte de suministro a consumidores interrumpibles, que abonan menores tarifas y ofrecen la posibilidad de funcionar temporalmente con un combustible alternativo, es algo normal en la gestión del sistema gasista y no resulta extraño efectuar cortes cuando las circunstancias así lo aconsejan', manifestó.

Por este motivo, en su opinión, los cortes en el suministro de gas han tenido una trascendencia 'superior a la merecida, tal vez por las fricciones que todavía se observan en un mercado energético en proceso de ajuste a los cambios recientes en el marco legal'.

Posteriormente, y en respuesta a otra pregunta del portavoz de Industria del Partido Popular, Fernando Barceló, sobre si el Gobierno está cumpliendo con la obligación legal de garantizar las reservas estratégicas de gas, Montilla aseguró que el Ejecutivo está comprometido en asegurar el cumplimiento de la obligación de garantizar las reservas, en los términos previstos en el Real Decreto de reservas mínimas.

Una normativa, recordó, que deja claro que 'el mantenimiento de una reserva de seguridad es una obligación que tienen los comercializadores, los distribuidores y los transportistas, y no es una obligación del Gobierno', que tiene sus funciones concretas en el control de la existencias de estas reservas.

En este punto, el responsable de Industria recordó que el Real Decreto fue aprobado el pasado 23 de julio por el Gobierno socialista, casi seis años después de que se aprobara la Ley 34/1998 que establecía que la obligación de mantenimiento de existencias mínimas de seguridad de gas.