_
_
_
_
Política

Ibarra invita a Repsol y Cepsa a participar en la refinería de Extremadura

La Junta de Extremadura ha mantenido contactos con Repsol y Cepsa para que entren a participar como socios tecnológicos en la refinería que está promoviendo con un grupo de la región. Iberdrola y varias entidades financieras también podrían entrar.

El presidente de la Junta de Extremadura compareció ayer a petición propia ante la Asamblea regional para informar sobre el proyecto de instalación de una refinería de petróleo, que se ubicaría en la provincia de Badajoz. Según Ibarra, la Junta ha mantenido contactos con Repsol, a la que ha invitado a participar como socio tecnológico en un proyecto que supondrá una inversión de 1.200 millones de euros. Según fuentes del sector, los contactos también alcanzan a Cepsa.

Hasta ahora, el gobierno extremeño sólo había realizado acercamientos a la portuguesa Galp, con la que, al parecer no ha habido avances. Fuentes ejecutivas de esta compañía consideran que el problema que plantea este proyecto es que no se puede generar un 95% del empleo previsto, 3.000 empleos directos e indirectos, en la región, tal como pretende la Junta, dadas las características del negocio. 'Para una inversión tan fuerte, los puestos de trabajo que se pueden crear no son tantos', señalan fuentes de Galp.

Contar con una petrolera en el capital es fundamental para el proyecto, pero su participación no sería muy elevada. Según los datos ofrecidos ayer por Rodríguez Ibarra, el socio tecnológico tendría un 9% del capital.

El accionista mayoritario del futuro complejo petroquímico extremeño es el Grupo Alfonso Gallardo, con una participación entre el 32% y el 39% del accionariado inicial y también estarían presentes Iberdrola, Caja Madrid y el BBVA con un 10%, respectivamente y Caja Extremadura y Gea 21, con un 3%, cada uno.

Fuentes de la compañía eléctrica, confirmaron ayer la invitación de la Junta a la que han expresado su intención de entrar con un 10%, 'aunque, de momento, sólo es un proyecto', señaló. Aunque se reserva un 9% para el socio tecnológico, ésta participación 'podría varias en las próximas semanas, en función de la mayor o menor participación que solicite', señalaron.

Además, para evitar la deslocalización de la empresa y facilitar el proyecto, Rodríguez Ibarra planteó a la Cámara autonómica la participación de la Junta a través de la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura (Sofiex) entre un 20 y el 22% del capital inicial. Para tomar este paquete, Rodríguez Ibarra ha impuesto tres condiciones: la primera, que toda la construcción de la refinería y del oleoducto recaiga en empresas extremeñas; la segunda, que la refinería sea de nueva generación y no fabrique productos contaminantes, como el fuel y, la tercera, la relativa al empleo. Por su parte, Gallardo se ha comprometido, según el presidente extremeño a diseñar con Sofiex un plan para ubicar empresas del sector petroquímico en municipios más afectados por el desempleo.

El proyecto que impulsa el Gobierno extremeño está sujeto a la aprobación del Ministerio de Industria, que debe dar los permisos pertinentes para su puesta en marcha.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_