CincoSentidos

La eterna juventud pasa por la comida sana

Quítese diez años de encima en 28 días'. Con tan sugestivo antetítulo el médico dermatólogo Nicholas Perricone ha llegado en las últimas semanas a los primeros puestos de libros más vendidos en EE UU con su último best seller: La Promesa Perricone.

Este doctor asegura que con su programa no sólo se para el proceso de envejecimiento sino que además puede darse la vuelta atrás al reloj. Perricone dice que la piel y el cuerpo son un 'monitor constante de si se está envejeciendo bien o mal'. 'Tener una buena imagen no es vanidad, es el camino a una vida larga, saludable y feliz' dice.

Su método para que el inevitable proceso sea positivo pasa por el uso de una serie de complementos vitamínicos y cosméticos, que él ha puesto en el mercado y, sobre todo, una dieta baja en calorías, azúcar y equilibrada en la que los alimentos son cuidadosamente elegidos y mezclados por sus componentes (carotenos, vitaminas, propiedades antioxidantes, etc.) para evitar toxinas, ácidos o grasas saturadas.

Una de las cuestiones más llamativas de esta dieta que maximiza los componentes saludables de los alimentos es que se elimina el café.

'El café deshidrata la piel. Peor aún, el café incrementa los niveles de estrés hormonales y dificulta la circulación de la sangre al cerebro comprometiendo el sistema inmunológico e incrementando la presión sanguínea y los niveles de insulina', dice.

Para este doctor el café se sustituye por té verde o blanco. Esta variedad de té, el menos procesado, se ha ido perfilando en estudios médicos como una excelente fuente de vitamina C y antioxidantes que estimulan la eliminación de las grasas.

El yogur o el kefir, el aceite de oliva y más pescado que carne son algunas de las recomendaciones de esta dieta que a decir de dos mujeres que la hicieron para un reportaje de una televisión local en EE UU es dura por la falta de azúcar y la atención que hay que poner en la cocina. Una de ellas, Mollie Villella, decía que a pesar de eso a ella le habían desaparecido las bolsas bajo los ojos.

Perricone asegura que hay alimentos que conviene consumir para tener una vida sana. Recomienda las frutas y verduras con fuerte pigmentación porque 'cuanto más color más ricas en antioxidantes'. Frutas, con especial mención de la granada, y verduras, nueces, semillas, judías y especias, son básicas en el plan de este médico que singulariza 'diez súper comidas' que ayudan a regular el metabolismo, rebajar el colesterol y la presión sanguínea, a proteger el corazón y ayudan a prevenir contra el cáncer.

La primera de ellas es la más rara. Se trata del Açai, el fruto de una palmera del Amazonas. Más a mano, en el número dos del ranking deja a la familia de las cebollas y el ajo. La lista sigue con cebada, un alga llamada spirulina, judías y lentejas, guindilla, brotes y yogur o kefir.

Es una cocina sofisticada, pero a decir de Villella, merece la pena.

El café está prohibido y en su lugar se toma té verde o blanco que elimina la grasa

Té a precio de oro verde

Además de camisetas y bolsos, a buen precio, en los barrios chinos de las ciudades americanas hay otras tiendas que merece la pena visitar y disfrutar. Una de ellas es Ten Ren Tea, un emporio del té que desde Taiwan ha saltado a varios países, no europeos, y en EE UU cuenta con 22 tiendas, aunque no todas en los barrios Chinos. No así, en Nueva York.

En la que tiene en este popular vecindario se pueden encontrar hasta 30 variedades de té con distintos tipos de procesamientos, por lo que el abanico de posibilidades de elección se abre hasta 120. Las variedades de té verde y blanco son las más demandadas.

Si el profano del té se pierde ante tanta alternativa, el precio pone todo en su sitio. El té puede llegar a ser un oro verde y ciertas variedades pueden costar 144 dólares la libra (casi medio kilo). Una bolsa de cuatro onzas del codiciado té blanco puede llegar a suponer 20 dólares.

Por supuesto, siempre hay cajas de bolsitas a cuatro dólares para paladares menos iniciados y expectativas más bajas.