Buen Gobierno

España participa en la cumbre que marcará pautas post-Kioto

Del 6 al 17 de diciembre Buenos Aires acoge la décima conferencia sobre cambio climático de la ONU. La delegación española, presidida por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, llega esta semana a la cumbre donde se empezarán a debatir los siguientes compromisos internacionales para después 2012.

La delegación española, que se ha trasladado a Buenos Aires para asistir a la décima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 10) es una de las representaciones más numerosas con más de 40 miembros.

'España llega con los deberes hechos', asegura Arturo Gonzalo Aizpiri, secretario general para la prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, en una clara alusión a los avances realizados para cumplir con el Protocolo de Kioto como son el Plan de Asignación de Emisiones o el Fondo de Carbono, que se presentará oficialmente a la comunidad internacional durante la COP 10. Aizpiri aseguró que esta cumbre va a suponer la semilla de la segunda parte de Kioto.

'En Buenos Aires se van a empezar a hablar de los compromisos de futuro, de los de después de 2012 previstos por Kioto', señaló. En este sentido, España tiene varios objetivos marcados para esta cumbre.

Entre las actividades de la delegación española resalta la presentación de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático, creada recientemente en Estoril. 'España tiene la ventaja de ser un interlocutor perfecto con Latinoamérica, que representa a 22 países que están dentro del Protocolo de Kioto', insistió Aizpiri.

Otro de los asuntos pendientes en los que el gobierno quiere avanzar es en la negociación de pre acuerdos para lograr la firma de proyectos de inversión en tecnologías limpias, contemplados por el Protocolo de Kioto para ayudar a los países a cumplir con sus compromisos. El gobierno quiere volver con tratos cerrados con Argentina, México, Panamá y Colombia, para sumarlo al que ya ha alcanzado con Uruguay.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que presidirá la delegación españolas y además ha sido invitada para moderar el panel dedicado a Mitigación.

La variada representación española

El Gobierno se ha esforzado por lograr una representación 'cuantitava y cualificativamente' diferentes a las que ha tenido España en las anteriores convocatorias sobre cambio climático, como insistió en subrayar Arturo Gonzalo Aizpiri, el secretario de Cambio Climático en una reunión previa a la cumbre.

La Administración se ha volcado para que haya una representación lo más variada posible. Así, junto con los delegados del Ministerio de Medio Ambiente, Industria y Asuntos Exteriores han acudido representantes de las diferentes comunidades autónomas como son Cataluña, Andalucía, Aragón y el País Vasco, además de miembros de la Oficina de Patentes y Marcas o del Centro de Investigaciones, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT).

La Administración también ha convocado a participar a los distintos sindicatos y ha puesto facilidades para que asistan distintas ONG.