Recomendación

Apostar por valores en forma

Regadas por varias copas de vino, las comidas de Navidad que celebran brokers y gestores de fondos suelen derivar en una competición para elegir qué valores lo harán mejor y peor en el próximo ejercicio bursátil. Los comensales suelen dividirse, según la clasificación de Citigroup Smith Barney, en contrarians y momentum. Los primeros creen que los peores valores del año que expira serán las acciones estrella de las próximas 52 semanas, mientras que los segundos consideran que las títulos que mejor comportamiento han tenido seguirán encabezando la lista de las mayores revalorizaciones.

Los que en la cena navideña del pasado año apostaron por ir a favor de corriente, se han llevado el gato al agua: sobreponderar en las carteras de 2004 los diez mejores valores del ejercicio anterior del índice DJ Euro Stoxx Large Cap (que incluye a las 104 mayores compañías europeas por capitalización) ha generado un rendimiento medio del 37,45%. Sin embargo, los que apostaron por los diez peores valores de 2003 han visto cómo su portfolio ha perdido casi un 1% de su valor. En 2003, sin embargo, los contrarians batieron a los inversores momentum ya que apostaron por valores de crecimiento en un momento de recuperación económica y de los beneficios empresariales.

¿Cuál es la mejor estrategia de cara a 2005? A pesar de que las estrategias que surgen de las comidas de Navidad son contrarians por naturaleza (pocos se pueden resistir a elegir los valores más castigados), desde Citigroup Smith Barney recomiendan, como ya hicieron con acierto el año pasado, ir a favor de corriente.

Los peores valores de 2004 cotizan más caros que los mejores

'En nuestra opinión, el año que viene las diferencias de rentabilidad entre ambos estilos de inversión no serán tan importantes como lo han sido durante los tres últimos años', explica Darren Brooks, analista del banco de inversión estadounidense en un reciente informe. 'Sin embargo, no vemos que se den las condiciones necesarias, es decir, un cambio de ciclo claro, para recomendar una estrategia contraria. Por lo tanto, recomendamos una estrategia momentum ya que eso nos proporcionaría un universo de valores baratos, con ingresos recurrentes', añade Brooks.

De acuerdo a los expertos, el mejor caldo de cultivo para las estrategias a contracorriente se da cuando hay una gran volatilidad en el mercado, con un nutrido grupo de valores que se comportaron peor que el mercado en un 40%. Sin embargo, en 2004 ninguna compañía del índice DJ Euro Stoxx Large Cap ha registrado semejantes pérdidas. La que peor evolución arroja hasta el momento es STMicroelectronics, cuyos títulos pierden un 30%.

Los inversores que apuesten por los peores valores europeos de 2004 en sus carteras del próximo año, tendrían que sobreponderar valores como Compass, STMicroelectronics, Carrefour, Adecco, Infineon, Volkswagen, AstraZeneca, BSkyB o ASML, y vender títulos de Elan, Ericsson, Reuters, Rolls-Royce, Continental, SAB, KBC, Mm02, Syngenta y Bae Systems.

'Es decir, los contrarians estarían comprando valores caros, con un PER número de veces que el beneficio por acción está contenido en la cotización medio de 15,4 veces, muchos de los cuales han realizado profit warnings recortes en las estimaciones de beneficios recientemente, y venderían compañías con beneficios recurrentes y con un PER medio de 13,6 veces', explica Brooks.

A nivel global, el escenario que propiciaría el éxito de las estrategias a contracorriente en 2005 sería, según JP Morgan, bastante improbable: que la renta fija bata a la Bolsa, estabilización y recuperación del dólar frente al euro, caída del precio del petróleo y desaceleración en el mercado inmobiliario.

En el Ibex 35 los peores son los que ganan

Mientras que en el índice DJ Euro Stoxx Large Cap las estrategias momentum han batido a las contrarians por un amplio margen en 2004, en el caso del Ibex 35 no ha sido así. Los diez peores valores de 2003 acumulan una revalorización media del 21,85% en lo que llevamos de año, mientras que los diez mejores valores del año pasado suben de media sólo un 17,16%.

De cara a 2005 los contrarians deberían apostar por valores como Santander, Zeltia, Mapfre, Popular y NH Hoteles y vender TPI, Metrovacesa, Abertis, Amadeus y Altadis.