æscaron;ltima

Chicago se alía con Ebay para dotar su presupuesto cultural

Cuánto vale ser protagonista de un acto tradicional? Solamente Ebay, la empresa de subastas en internet, puede dar una respuesta. Y pronto lo hará. En concreto, el día 16 de este mes se sabrá cuánto ha pagado alguien por tener el privilegio de teñir de verde el río Chicago el día de San Patricio, toda una tradición en homenaje al patrón de Irlanda de la llamada ciudad del viento.

El honor de montarse en una lancha y esparcir el colorante en el río está en venta en la red, así como también lo está un dibujo del Millennium Park hecho por el arquitecto que lo diseñó, Frank Ghery, visitas guiadas por el zoo de la ciudad, una cena preparada por Art Smith, cocinero de la archiconocida estrella de la televisión Oprah Winfrey, y un traje original de conejita de Playboy de los años sesenta, entre otras cosas.

La subasta de estos objetos y servicios, que han sido donados, está en marcha desde el pasado jueves hasta el día 16. Sus beneficios dotarán el menguado presupuesto cultural de la ciudad que ha pasado de 11,8 millones de dólares en 2002 a 9. El ajuste del cinturón se debe a que las cuentas de Chicago registran un déficit de 220 millones de dólares y los recortes se han impuesto. A pesar de todo, Lois Weisberg, comisaria de Asuntos Culturales, quiere seguir manteniendo el patrocinio a casi 1.000 actos gratuitos y para ello ha acudido a la subasta en red que ya está consolidando su papel como fuente de recaudación para organizaciones benéficas.

Un dibujo de Ghery, una cena preparada por el cocinero de Oprah Winfrey y un traje de conejita de Playboy de los años sesenta son las estrellas de la subasta de Chicago

Es la primera vez que una ciudad hace algo así. 'Hemos buscado nuevas formas de recaudar un dinero muy necesario', dice Weisberg en una carta que se adjunta a las bases de la subasta. Weisberg admitía a The New York Times que ésta es una de las ideas más creativas que ha tenido nunca su departamento.

Y eso es decir mucho, porque es de esta misma agencia de la que salió la idea de llenar la ciudad de vacas de fibra de vidrio, de tamaño real, decoradas por artistas locales. Esta celebrada y exitosa ocurrencia fue luego reproducida en otras ciudades. En Washington aún se pueden ver elefantes y burros, que representan los dos partidos políticos, y en Nueva York recientemente han sido gigantescas manzanas las protagonistas. Weisberg cree que, si la subasta tiene éxito, otras ciudades con problemas de dinero muy similares a los suyos tomarán nota y harán lo mismo.

En el departamento no quieren hacer una aproximación de cuánto pueden llegar a recaudar, pero admiten que un cuarto de millón ya sería un éxito.

La subasta, a la que se añadirán objetos según vayan pasando los días, se ha bautizado como The Great Chicago Fire Sale, en un guiño histórico al gran fuego de 1871 que dejó como un solar parte de la ciudad. De hecho, una de las cosas que se subastan es una resolución oficial que data de 1997, en la que se absolvía a la presunta causante del fuego: la vaca de la señora O'Leary. Solo en 1997 se concluyó que no había sido esta vaca la que había golpeado una antorcha que causó el desastre.

Pese al interés histórico, realmente una de las estrellas de la subasta es el traje verde vintage de conejita de Playboy. El año pasado en una subasta de Christie's se pagaron 14.000 dólares por uno similar, el primer día de subasta ya se pagaban 6.000 dólares por él.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En