Dividendos

Las empresas reparten este año dividendos récord

Las compañías han roto sus huchas para mimar a los accionistas. De enero a septiembre las empresas del Ibex 35 han abonado dividendos brutos por valor de 8.256 millones de euros, un 15,27% más que en todo el año anterior.

Las compañías han roto sus huchas para mimar a los accionistas. De enero a septiembre las empresas del Ibex 35 han abonado dividendos brutos por valor de 8.256 millones de euros, un 15,27% más que en todo el año anterior. Este volumen, que incluye el pago de los últimos dividendos a cuenta del ejercicio 2003 y los primeros de 2004, supone un nuevo récord histórico en el mercado español. La cifra sería aún más alta si se contabilizaran otras prácticas de remuneración realizadas por algunas sociedades como la amortización o el reparto de autocartera, así como la devolución de primas de emisión de acciones.

'La mejora de la retribución se debe a varios factores: la recuperación de los beneficios empresariales, el cambio de sesgo en el mercado, ya que antes se prefería la creación de valor, así como a la reducción de la deuda y la gran generación de caja', resume Ángel Fuentes, responsable de análisis de Popular Bolsa.

Telefónica es el mayor exponente de la apuesta por el dividendo. Tras la época de Juan Villalonga, centrada en las adquisiciones y en las ampliaciones liberadas de capital, la operadora ya ha abonado 0,2 de los 0,4 euros por título a cargo de los beneficios de 2003 ratificados por la Junta este año. Además, desarrolla un intenso programa de recompra de acciones, que en un principio iban a ser amortizadas, y ahora distribuidas en la proporción de una por cada 25. No obstante, sin contar los 972 millones distribuidos por Telefónica, los dividendos repartidos por las compañías del Ibex de enero a septiembre siguen superando los distribuidos en todo 2003.

Ebro Puleva, Acciona, Iberia, Repsol e Inditex, entre los candidatos a elevar la retribución

A pesar de las elevadas cotas alcanzadas en el pago de dividendos, los expertos creen que el crecimiento de los beneficios, los asumibles niveles de deuda actuales y la atonía en el mercado de fusiones y adquisiciones crean un marco óptimo para que las empresas mantengan, cuando no mejoren, sus actuales políticas de retribución durante los próximos ejercicios. Así lo confirman los datos de consenso de mercado recopilados por JCF Group. En función de las previsiones de beneficios empresariales y del pay out -porcentaje de las ganancias que se distribuye a los accionistas- los dividendos de las empresas del Ibex 35 a cuenta del ejercicio 2004 alcanzarán 10.809 millones, y se elevarán hasta 12.545 millones en 2005.

'Las grandes empresas se han centrado en los últimos años en sus negocios, en la mayoría de los casos bastante maduros, que les proporcionan ingresos importantes y recurrente. Además, los actuales niveles de pay out les permiten mantener una buena rentabilidad sobre recursos propios y mejorar los beneficios a un ritmo superior al crecimiento de la economía. Por lo tanto, tienen margen para mejorar sus dividendos', sostiene Josep Prats, responsable del departamento de análisis de Ahorro Corporación.

Las casas de Bolsa han ido recogiendo la posibilidad de mejora de la retribución en sus informes. Así, a lo largo del año han mejorado las previsiones del dividendo por acción (DPA) de 2004 para 28 de las 33 empresas del Ibex 35 que retribuyen a sus accionistas. FCC, TPI, Gamesa, Indra y Metrovacesa han sido a las que más han elevado las estimaciones, según los datos recopilados por JCF Group.

Al comparar la previsión actual del consenso del mercado acerca del DPA que repartirán las empresas correspondiente al ejercicio 2004 con las estimaciones sobre el DPA de 2005, las compañías del índice selectivo que más mejorarán su política retributiva son Inditex, Prisa, Telefónica Móviles, Acciona y Telefónica.

Estrategias basadas en la rentabilidad

La Bolsa acumula dos ejercicios de subidas por lo que, dadas las incertidumbres actuales que se ciernen sobre los mercados (depreciación del dólar, débil crecimiento económico, petróleo a 40 dólares el barril y previsibles subidas de tipos de interés), los analistas consideran importante destinar parte de la cartera en 2005 hacia valores con alta rentabilidad por dividendo. 'El año que viene se presenta un escenario de reducción en el crecimiento de los beneficios empresariales, con las cotizaciones próximas a sus precios objetivos por fundamentales y por lo tanto con márgenes de revalorización estrechos. Ante este panorama, valores con rentabilidades por dividendo superiores al 4% pueden marcar la diferencia', según José María Huch, responsable de análisis de GVC.

En este contexto, ¿qué compañías, aparte de las tradicionalmente generosas en el pago de dividendos (bancos, eléctricas y concesionarias) pueden dar sorpresas positivas debido a mejoras en su política de retribución al accionista?

'Básicamente, aquellas empresas que tienen una buena posición de caja y que no encuentran oportunidades de inversión', responde Huch. Este analista destaca a Iberia, 'que dispone de un exceso de liquidez, que podría aumentarse si vende su parte en Amadeus'; Acciona, 'ya que su fallido intento de controlar FCC hace que las plusvalías obtenidas por la venta de Vodafone antigua Airtel esté aún sin utilizar'; Inditex, 'porque aunque su estrategia de expansión sea agresiva, genera suficiente caja como para mejorar considerablemente su retribución'; y Repsol YPF, 'donde la rentabilidad por dividendo se encuentra muy alejada de la de las empresas del sector'. En el caso de Repsol, además, la mejora del nivel de endeudamiento y la llegada de Brufau a la presidencia podrían comportar anuncios de mayores dividendos. Gas Natural, también controlada por La Caixa, ya ha iniciado una política de mejora de la retribución a los accionistas. Por último, Ebro Puleva 'si no realiza ninguna adquisición en los próximos meses, podría decidir aumentar su pay out', dice Huch.

Josep Prats, de Ahorro Corporación, cree más idóneo el Ibex 35 que el segmento de las medianas y pequeñas empresas como marco en el que buscar rentabilidades por dividendo: 'Es más compresible que los grandes valores paguen más puesto que están en negocios maduros, mientras que las small caps necesitan el flujo de caja para seguir financiando su estrategia de crecimiento'.

Ángel Fuentes, analista de Popular Bolsa, destaca a Inditex, Telefónica, Gas Natural, Iberia y Recoletos como los valores que con más probabilidad mejorarán su política de retribución al accionista en 2005.

Cajas a rebosar pese a bajar la deuda en 28.564 millones

'Que las empresas continúen rebajando su niveles de endeudamiento y que, al mismo tiempo, mejoren como lo están haciendo la retribución a los accionistas es el ejemplo más palpable de que tiene la caja llena', apunta Josep Prats, responsable de análisis de Ahorro Corporación.

Tras los excesos cometidos durante los años de la burbuja tecnológica, periodo en el que el dividendo quedó marginado como algo del pasado, las compañías se encontraron con inversiones millonarias en negocios no estratégicos que resultaron poco rentables y que elevaron su endeudamiento hasta niveles históricos. Bancos de negocios, analistas e inversores institucionales, que hasta entonces habían jaleado las políticas expansivas de las compañías, cambiaron de opinión, obligando a los gestores a recortar a marchas forzadas su abultado apalancamiento.

Así, las compañías incluidas actualmente en el Ibex 35 han rebajado su deuda financiera neta en 28.564 millones de euros desde el 31 de diciembre de 2001 hasta el 30 de septiembre de 2004, último dato disponible. Este afán por limpiar el balance no les ha impedido recuperar el pago al accionista. En los últimos cuatro años han desembolsado dividendos en una cuantía similar a la rebaja de deuda: 26.972 millones.

Ello ha sido posible gracias a la mejora de los beneficios empresariales y, especialmente, a la capacidad de las compañías de generar magros flujos de caja anuales. En 2004 el consenso del mercado prevé que las compañías no financieras del selectivo generen un cash flow de 36.715 millones de euros, alcanzando los 40.095 millones el próximo ejercicio. Telefónica, su filial de móviles, Repsol, Endesa, Arcelor e Iberdrola son los mayores generadores de liquidez.

Una vez finalizado el proceso de reestructuración, ¿por qué no se reinvierten los excesos de caja en crecer vía adquisiciones? 'Los gestores prefieren no arriesgar en inversiones donde no vean de forma clara que su tasa de retorno cree valor para los accionistas. En este caso, lo más recomendable es devolver el dinero a los accionistas', según José María Huch, jefe de análisis de GVC.