Fútbol

La deuda del Atlético de Madrid se dispara y las pérdidas se triplican

Pérdidas de 63,2 millones y unos fondos propios negativos de 82,7 millones de euros. Estas cifras serán las que la directiva del Atlético de Madrid presentará a sus accionistas en la junta del próximo día 30. Después de este resultado, el pasivo exigible del club creció durante la temporada pasada hasta 385,65 millones.

La pasada campaña no sólo fue mala en lo deportivo para el Atlético de Madrid, después de que el equipo no lograse su ansiado pasaporte para disputar la Copa de la UEFA este año. Las cuentas de la entidad tampoco dieron muchas alegrías a la directiva presidida por Enrique Cerezo y que dirige Miguel Ángel Gil Marín.

Durante el año pasado, las pérdidas consolidadas se ensancharon desde los 22,4 millones de euros de la temporada 2002/2003 hasta 63,23 millones de la que se cerró en junio, según las cifras correspondientes a las cuentas consolidadas a las que ha tenido acceso Cinco Días.

Estos números rojos llevaron al grupo consolidado a cerrar el año fiscal con un patrimonio neto negativo de 82,7 millones, frente a los 61,9 millones de un año antes.

Las pérdidas dejan al club con fondos propios consolidados negativos

Los resultados no parecen tan malos si se observan las cuentas individuales, es decir, el propio club, sin contar sus dos filiales Gerencia Atlética y División Inmobiliaria. En ellas, la sociedad declara un beneficio de 36,56 millones, frente a unas pérdidas de 26,29 millones durante la temporada anterior. Los fondos propios en el balance individual suman 53,5 millones.

Pese a estos beneficios contables, el pasivo exigible no ha hecho sino incrementarse en un 67% hasta los 385,7 millones (ver desglose en el cuadro adjunto).

Como en todo balance, el incremento del pasivo lleva aparejado un aumento del activo. Pero en el caso del Atlético de Madrid, el incremento del activo se ha producido básicamente a través de una simple revalorización del valor contable del estadio.

Así, el Vicente Calderón tenía un valor contable de 23,03 millones de euros (un valor bruto de 29,6 millones brutos, al que se le resta una amortización de 6,6 millones). Un año después, la directiva ha traspasado la titularidad del estadio a una nueva sociedad (División Inmobiliaria), filial al 100% del club. En el trayecto, sin embargo, el mismo activo se revalorizó nominalmente de modo que, siendo el mismo, el grupo lo incorpora ahora a su balance con un valor de 226,5 millones.

El club se ha apuntado esta revalorización como ingresos extraordinarios, que sumaron por este concepto 203,52 millones. Este apunte hizo posible que la sociedad individual anotarse el citado beneficio de 36,5 millones.

Esta decisión, no obstante, se llevó a cabo en contra de la propia opinión del auditor, la firma AH Auditores 1986. Lo cierto es que sin ese apunte contable, las pérdidas de la sociedad individual serían también muy abultadas y los fondos propios negativos hubieran situado de nuevo al club en causa legal de disolución.

El crecimiento del pasivo podría haber sido más acusado. Durante el ejercicio 2002/2003, la inspección del Ministerio de Hacienda levantó actas al club por importe de 79,4 millones de euros por distintas declaraciones del impuesto de sociedades, IVA e IRPF. Los administradores del Atleti decidieron durante el pasado ejercicio dotar una provisión 41,3 millones, con el objeto de cubrir los conceptos 'con menos probabilidades de ser ganados'.

Es decir, quedan sin provisionar más de 38 millones que reclama también Hacienda. Fuentes del accionariado señalan que si se incluyesen esas cantidades, el pasivo exigible total (que dichas fuentes califican como 'deuda' en sentido amplio) superaría los 400 millones.

Y es que la facturación del Atlético de Madrid, con 35,6 millones de cifra de negocio durante la temporada 2003/ 2004, fue insuficiente para cubrir los gastos. Las pérdidas de explotación de la sociedad individual ascendieron a 49,37 millones de euros, si bien éstas se redujeron con respecto a los 57,15 millones de 2003.

Estadio: Los accionistas debatirán la venta parcial

Los socios del Atlético de Madrid están convocados para aprobar las cuentas en la junta de accionistas del próximo 30 de diciembre. Los socios (en el sentido mercantil y no en el deportivo, esto es, accionistas; no abonados) deberán pronunciarse también sobre el punto del orden del día que aborda la posible venta de parte del capital de la nueva División Inmobiliaria a socios financieros, como adelantó este diario.

Dado que prácticamente el único activo de la sociedad es el estadio Vicente Calderón, vender una participación en dicha sociedad inmobiliaria es como proceder a la venta parcial del estadio. Para más adelante queda el debate de la venta total y la posible mudanza a La Peineta.

Futuro: 'Equilibrio presupuestario asegurado'

El descenso a Segunda División en el año 2001 -un 'hecho esporádico en el club, habida cuenta de su historial deportivo' según el informe anual- obligó a la sociedad a activar unos créditos impositivos (exención del pago de impuestos por pérdidas) por 65,98 millones correspondientes a los ejercicios entre el año 2002 y el 2004.

Además, la dirección asegura que 'la entidad tiene razonablemente asegurado el equilibrio presupuestario para un futuro cercano y a la vuelta a la senda de beneficios existente en las temporadas previas al descenso a segunda'.

La directiva calcula que 'en un plazo de 10 años, y en todo caso nunca superior a 15 años', se compensarán los beneficios fiscales.

Temporada: 53 millones de presupuesto para este año

El club ha fijado un presupuesto de 53 millones de euros para la presente temporada 2004/2005, el 27,6% menos de los 72,11 millones que se previeron inicialmente para la pasada temporada.

Esta cantidad deberá provenir, fundamentalmente, de los ingresos por retransmisiones y la facturación por comercialización de artículos del club o publicidad. Así, la televisión aportará, según las previsiones reflejadas en las cuentas, 17,35 millones, cifra parecida a la de la pasada temporada. La venta de artículos deberá aportar algo menos, 17,23 millones.

Durante el presente ejercicio, el Atlético de Madrid prevé lograr un beneficio de 509.874 euros.