EDITORIAL

El coste de ser más ricos

El PIB per cápita de los españoles llegó en 2003 al 98% de la media de la Unión Europea de 25 miembros. Ello supone un salto cualitativo sustancial desde el 95% que registraba en 2002 tomando también como referencia una Unión a 25. Considerando sólo los 15 miembros existentes hasta el 1 de mayo último, el nivel de riqueza de España era de sólo el 87%. Pero el ingreso de diez países más pobres provoca un saldo de la riqueza relativa de España tan abultado que la coloca prácticamente en el terreno de los más afortunados. Este avance tan generoso supone para España la pérdida de la financiación procedente del Fondo de Cohesión, del que recibe ni más ni menos que 1.800 millones de euros al año. Además, al menos dos regiones españolas, Asturias y Murcia, dejarán de recibir financiación de fondos estructurales por superar el 75% de la renta media comunitaria. Es el precio de haber pasado a ser más ricos.