EE. UU.

La economía de EE UU decepciona en el empleo creado en noviembre

La evolución del mercado laboral de EE UU sigue siendo volátil y las cifras correspondientes a noviembre han vuelto a decepcionar. El mes pasado se crearon 112.000 nuevos puestos de trabajo cuando se esperaban 200.000.

A estas cifras se une el hecho de que de la tradicional revisión de las estadísticas se desprende que en los dos meses anteriores se crearon menos empleos de los esperados y muchos de los nuevos en el mercado, entre 82.000 y 100.000, se debieron a una causa extraordinaria que fue la limpieza y reconstrucción tras los huracanes que azotaron el sureste del país. En concreto, en octubre se crearon 303.000 nuevos empleos y no los 337.000 que recogía la primera estadística y en septiembre se han restado 20.000 a los 139.000 estimados.

Por lo que se refiere a noviembre, el sector industrial sigue mostrando un fuerte deterioro laboral a pesar de su tentativa recuperación meses atrás y de que los indicadores que miden la producción hablen de refortalecimiento. El mes pasado se perdieron 5.000 puestos y el anterior 2.000. En otros sectores como los servicios, la construcción y notablemente las ventas al por menor, la creación de empleo se ha ralentizado. Pese a todo, la tasa de paro se ha rebajado del 5,5% al 5,4%.

La publicación de estos datos se produce en la misma semana en la que una de las mayores organizaciones empresariales del país, The Bussiness Roundtable, dio a conocer los resultados de una encuesta en la que se muestra que el 20% de los empresarios consultados espera reducir la mano de obra en un futuro. Tres meses antes eran el 12% los que contaban con rebajar sus plantillas.

Este mismo estudio apunta a que las inversiones en capital aumentarán tímidamente y que crece la preocupación por el aumento de los costes de la energía y las materias primas, algo que puede estar influyendo en las previsiones de contratación de mano de obra. 'Los empresarios siguen previendo un crecimiento sólido para el comienzo de 2005', afirma el presidente de esta asociación y de Pfizer, Hank McKinnell 'pero algo menor que en 2004 por el incremento de los precios del petróleo que incrementa los costes a empresas y consumidores'.

Con todo, y pese a la decepción que se reflejó inicialmente en los mercados por la titubeante tendencia, la mayoría de los analistas ha preferido mantener un cauto optimismo. Entre ellos los economistas de UBS que hacían ver en una nota a clientes que pese a todo 'se ha registrado una media de 178.000 nuevos puestos de trabajo creados en los últimos tres meses'. Esta cifra está ligeramente por encima de lo que el consenso de los analistas consideran necesario para absorber las nuevas entradas de trabajadores en el mercado laboral. Para UBS es suficiente para animar también la subida de la inflación por lo que reafirman, como lo hacen el resto de los economistas, su previsión de que en la próxima reunión de la Reserva Federal, que tendrá lugar el 14 de diciembre, habrá una nueva subida de tipos.