Ofensiva sobre el segundo banco del país

Crece la tensión entre Sacyr y BBVA

La tensión entre el BBVA y Sacyr Vallehermoso sube. Las posturas entre las dos compañías se enconaron ayer a última hora.

La tensión entre el BBVA y Sacyr Vallehermoso sube. Las posturas entre las dos compañías se enconaron ayer a última hora.

Tras una reunión de urgencia celebrada ayer por la noche entre losmáximos responsables de la constructora decidieron dar plantón al presidente del BBVA, Francisco González.

El presidente del BBVA y el de Sacyr, Luis del Rivero, tenían previsto reunirse en la mañana de hoy para abordar el conflicto existente entre ambas compañías desde hace diez días.

El banco insiste en denegar la entrada de la constructora en su consejo

BBVA 5,59 -0,76%
SACYR 2,62 -0,30%

La reunión fue acordada el viernes de la semana pasada a instancias de Del Rivero, según aseguran fuentes del BBVA. Pero González optó por aplazarla hasta hoy debido a que tenía ya planeado viajar a Venezuela para inaugurar la exposición itinerante de la colección de arte del banco.

Entre medias, la operación de Sacyr sufrió un duro varapalo del Banco de España. El supervisor remitió a la constructora una carta explicando que su proyecto de adquirir un 3,1% del BBVA y entrar en el consejo no necesitaba de la autorización del Banco de España al no alcanzar el 5% que marca la ley para que Caruana se pronuncie.

Ante esta posición del supervisor Del Rivero, apoyado por otros responsables de Sacyr decidieron aplazar la reunión con González. Pero no será hasta hoy cuando se lo comuniquen al banco, según aseguran fuentes de la La constructora decidió anoche no acudir a la cita de hoy con González compañía. La posición de Sacyr encona aún más el conflicto. De hecho, en círculos financieros se había calificado a la reunión prevista para hoy como clave para desbloquear las negociaciones.

A pesar de todo, González tenía previsto no ceder en las pretensiones de Sacyr. Postura, que según el banco, era apoyada por el consejo de administración del BBVA.

La pretensión de la constructora es obtener un número ¢razonable¢ de consejeros, en proporción a la importancia de su participación, del 3,6%, de la que el 3,1% proviene de la propia constructora y otro 0,5% la aportaría Juan Abelló y Demetrio Carceller, a su vez consejeros de Sacyr.

A ellos se podría unir otros accionistas del BBVA, principalmente vinculados a las familias vascas que salieron del banco tras el escándalo de las cuentas ocultas.

El nuevo desencuentro entre el BBVA y Sacyr se produce justo un día después de que el vicepresidente y ministro de Economía Pedro Solbes, declarase ayer en los pasillos del Senado que su intervención en esta operación se ha centrado en pedir a las partes que se sienten a hablar. Del Rivero ya se reunió el día 22 con el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, para intentar recabar su apoyo. Pero en esa ocasión, y según fuentes del banco, el ejecutivo le pidió que acreditara ante los organismos competentes la participación que aseguraba tener, según fuentes del banco. Añaden que en esa ocasión Sacyr pidió cinco consejeros al contar con el apoyo del 8% del capital del BBVA. El banco cuenta en la actualidad con un total de 16 consejeros.

La ambigua carta de Caruana

Tanto la respuesta del Banco de España recibida el lunes en Sacyr como la posterior aclaración a la misma han comenzado a lastrar los planes de la constructora.

En su respuesta, el supervisor asegura que no cree necesario pronunciarse sobre la operación formulada en el BBVA. Así, y según aseguran fuentes del Banco de España, 'conforme a la información aportada y de acuerdo con la legislación vigente, esta participación no alcanza los umbrales determinados legalmente para que el Banco de España deba pronunciarse sobre la solicitud'.

Estos umbrales son dos. Primero, que la participación supere el 5%. No es el caso. Segundo, que sea 'relevante', esto es, con la que se pueda aspirar a influir en la gestión o entrar en el consejo.

La respuesta de Caruana es así una forma de decir que el Banco de España no considera 'relevante' la participación del 3,1% que Sacyr plantea en BBVA, y que por tanto no tiene porque corresponderle puesto alguno en el consejo.

Sacyr había pedido en su carta al supervisor bancarios 'un pronunciamiento expreso de no oposición'.

El Banco de España, con una respuesta estrictamente legalista y estudiadamente articulada, pero sin expresarla abiertamente, da la primera negativa al no pronunciarse, y dificulta así un trámite que Sacyr querría resolver con rapidez. El tiempo juega en contra de la constructora.

El Banco de España, de todas formas, deja 'abiertos todos los procedimientos establecidos legalmente' para la actuación del supervisor en el futuro, 'en el caso de considerarse necesario', según fuentes de esta institución.

A continuación, reproducimos de forma íntegra la carta del Banco de España a Sacyr:

'Muy señor mío: Acusamos recibo de su escrito de 26 de los corrientes con registros de entrada de misma fecha número 0435398, en el que esa entidad comunica al Banco de España su intención de adquirir hasta un máximo de un 3,1% del capital social del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A.

Al respecto y con caracter previo, le recordamos que con arreglo a lo dispuesto en los artículos 56 y siguientes de la Ley 26/1988, de 29 de julio, deberá someterse al previo pronunciamiento del Banco de España cualquier operación que, de forma directa o indirecta, suponga la adquisición del 5% o más del capital social de una entidad de crédito española.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 59 de la citada disposición legal, la adquisición de una participación significativa sin haber informado previamente al Banco de España, sin que hayan transcurrido tres meses desde que se produzca esa información o mediando la oposición expresa de aquél, impedirá el ejercicio de los derechos políticos de las participaciones así adquiridas, así como la posible adopción de las medidas administrativas previstas en el citado precepto. Atentamente'.

Caruana y Solbes, en la entrega del Premio Rey Juan Carlos

Dos de los protagonistas de la operación que acapara el interés de la comunidad financiera, el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, y el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, coincidieron ayer en la entrega del Premio de Economía Rey Juan Carlos, otorgado al economista catalán Xavier Sala i Martín. Al acto, en el Banco de España, también acudió el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri.