Vivienda

Colonial predice una reducción en los márgenes de la vivienda

El consejero delegado de Inmobiliaria Colonial, Juan José Brugera, pronosticó ayer que los actuales márgenes de promoción de viviendas, que se sitúan entorno al 30%, se reducirán a largo plazo y alcanzarán niveles similares a los del ámbito industrial (actualmente cercanos al 15%). Brugera también auguró durante una jornada del Observatorio de La Vivienda, organizada por el Consejo General del Notariado y el Despacho Garrigues en Barcelona, que los actuales precios de la vivienda tenderán a estabilizarse a corto plazo. 'Deberían hacerlo, porque una parte de la demanda ya está abastecida, no hay amenaza de subida de tipos de interés y el empleo sigue creciendo', justificó Brugera. Mostró dudas, sin embargo, de que estas circunstancias se mantengan en un horizonte de cinco años e impidan que los precios experimenten subidas.

La actividad principal de Colonial es el alquiler y ejecución de proyectos de oficinas, mientras que la promoción de residencial es un área de negocio reducida. Tanto Brugera como el director general de Sacresa, Mario Sanz, aseguraron que la actual situación de la vivienda en España, 'no gusta a los promotores'. Sanz dijo que la puesta en el mercado de 700.000 viviendas anuales y el endeudamiento que soportan las familias españolas destinando el 55% de sus recursos a un piso 'no es una situación deseable'. Bruno Figueras, presidente de Habitat, también apuntó que 'deben tomarse medidas para que no haya desigualdades en el acceso a la vivienda'.

El director general de Sacresa también habló de los riesgos que corren las promotoras en el país con la compra de suelo. 'Hemos de predecir a qué precio venderemos en el futuro las viviendas y no sabemos si habrá una demanda para ellas', apuntó. En este sentido, Brugera indicó que otra inseguridad está ocasionada por el sistema de planeamiento 'larguísimo y que supone que la puesta en marcha de proyectos se pueda diferir hasta tres años'.