Coyuntura

España perdió competitividad con la UE en el último año

España ha perdido 3,7 puntos de competitividad con la Unión Europea (antes de la ampliación) en el último año debido al encarecimiento de los productos españoles en comparación con la subidas en el resto de países, según los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Industria.

Esta pérdida de competitividad de España con sus competidores más directos, que también son los mayores compradores, fue, sólo en el segundo trimestre de 2004, de 0,3 décimas.

Según explica Industria, esta caída de capacidad de competir con la UE es achacable al diferencial de inflación, es decir, que los precios se encarecen mucho más en España que en los vecinos comunitarios.

De hecho, si se compara la competitividad sólo con la zona euro -lo que evita efectos del cambio de moneda-, la pérdida de competitividad española es de 3,1 puntos entre septiembre de 2003 y el mismo mes de 2004.

También con la OCDE

También se ha reducido la competitividad de las exportaciones españolas con respecto a los países de la OCDE. En este caso, los datos revelan que bajó el 0,4% en el periodo julio-septiembre de 2004 en relación con el segundo trimestre.

La cuarta parte de ese descenso se explica por el incremento del diferencial de inflación de España en relación con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), mientras que el resto es consecuencia de la apreciación del tipo de cambio

efectivo nominal del euro frente a la OCDE, principalmente la libra esterlina y, en menor medida, el dólar.

En el periodo septiembre de 2003-2004, la pérdida de competitividad acumulada de la economía española ascendió a 4,4 puntos porcentuales, debido al aumento del diferencial en el crecimiento de los precios acumulado entre España y la OCDE en el año (3,6%), que fue acentuado por la apreciación del euro con las monedas de la zona (0,8%).