_
_
_
_
_
CincoSentidos

Santceloni y La Alquería ganan dos estrellas

Sin cambios en la máxima distinción, las tres estrellas, que otorga la Guía Michelin, el protagonismo de la nueva edición para 2005 lo acaparan los dos restaurantes que alcanzan las dos estrellas. Uno es el restaurante La Alquería de Hacienda Benazuza, en San Sanlúcar la Mayor de Sevilla. El otro, Santceloni, el restaurante del hotel Hesperia en Madrid. Ambos tienen en común estar integrados en hoteles, aunque sus establecimientos responden a un concepto diferente de negocio. Y ambos comparten tener un hermano mayor con las tres preciadas estrellas.

Mientras Hacienda Benazuza está integrado en el grupo El Bulli Hotel & Resorts, nacido de la mano de Ferran Adrià, Santceloni mira directamente al Can Fabes, el restaurante de Santi Santamaría. Tanto El Bulli de Ferran Adrià como Can Fabes se han consolidado entre los cuatro únicos restaurantes con tres estrellas Michelin. Los otros dos que se mantienen con la máxima calificación en esta edición de 2005 son Arzak y Martín Berasategui.

Gazpacho de bogavante perfumado a la albahaca en los meses de abril a septiembre y pañuelos de pan y trufa de verano son algunas de las especialidades que los inspectores de la guía roja destacan de La Alquería, a cuyo frente está el valenciano Rafa Morales, chef ejecutivo y director de restauración.

Del Santceloni, con el que ya fuera jefe de cocina en Can Fabes, âscar Velasco, recomiendan el mero marinado con puré de manzana ahumado y el jarrete de ternera blanca con puré de patata.

Los responsables de La Alquería manifestaron ayer su alegría por el reconocimiento y recordaron que esto les convierte en el único establecimiento de su categoría en toda Andalucía.

Junto a estos dos restaurantes, los inspectores de la guía roja han dado una estrella a 16 nuevas mesas, en su mayoría de Cataluña. Junto a los galardonados, los castigados: Loliña en Carril (Galicia), Urepel en San Sebastián y Goizeco Kabi de Madrid pierden la estrella que tenían.

En total, el mapa gastronómico que la guía francesa dibuja para España contempla cuatro restaurantes con tres estrellas, diez establecimientos con dos y 91 con una estrella.

Por su parte, Portugal, que tradicionalmente aparece de forma conjunta con España, cuenta con seis restaurantes de una estrella y sólo uno de dos estrellas, el Vila Joya en Albufeira, especializado en salmonete con tomate y cebolla en aceto balsámico.

Para los responsables de la Guía Michelin, 'España vive un buen momento gastronómico, con cocinas lideradas por una mayoría de jóvenes chefs'. Según explican, son 'cocinas creativas y de autor que no olvidan la calidad'. Y destacan la tendencia, ya iniciada hace unos años, de 'proyectar al exterior los restaurantes integrados en los hoteles, que bajo los auspicios de renombrados chefs, están consiguiendo resultados alentadores'.

Archivado En

_
_