CincoSentidos

Primeros pasos en el mundo de los negocios

Un día Francisco, de 13 años, llegó a su casa del colegio y se decidió a comentar a su padre que no le vendría nada mal anunciar los servicios de la pequeña empresa de transportes familiar por internet. Además, le sugirió estrategias para gestionar mejor el dinero. 'Me tomó en serio y lo hizo', comenta Francisco entre sorprendido y orgulloso. La idea surgió de un curso de economía personal que impartían unos voluntarios de Citigroup en su colegio, el IES Severo Ochoa de Alcobendas (Madrid). Cuando llegó el momento de simular la creación de una empresa, a Francisco no le faltó realismo y se decantó por Transportes Martín, porque cree que en algún momento heredará el puesto de su padre.

Francisco es uno de los 4.000 alumnos que participarán este año en alguno de los programas de la Fundación Junior Achievement (JA). Confiar en sí mismo, desarrollar la iniciativa personal, el dinamismo y la asunción de riesgos son algunos de los valores que todo buen emprendedor debe tener y que esta organización se dedica a inculcar en niños y adolescentes españoles desde 2001.

'Aprender a emprender' es la máxima de esta organización que opera en 115 países y forma a seis millones de jóvenes, desde 5 a 18 años, en todo el mundo para que no les suenen a chino conceptos como presupuesto o gestión. Y quién mejor que los que conocen el mundo de las finanzas y los negocios desde dentro para introducir a los jóvenes en estas lides y de paso solventar las políticas de acción social de las empresas de un plumazo: JA recibe su financiación de las donaciones de empresas como General Electric, Citigroup o Repsol YPF, entre muchas otras, que se acogen así a beneficios fiscales sobre el impuesto de sociedades.

Javier García Martín y Juan Antonio Jiménez, ambos del departamento de Visa de Citibank, forman un tándem desde hace tres años. Son voluntarios de su empresa para los programas de JA y reconocen que el contacto con los chicos 'engancha', aunque para ello tengan que apretar un poco más sus agendas. Los dos voluntarios llegaron el pasado miércoles a una clase abarrotada de Segundo de la ESO en el Instituto Severo Ochoa. Era la primera toma de contacto de los jóvenes con el programa Habilidades para el éxito, donde aprenderán durante 9 semanas a hacer un currículum, una carta de presentación o cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo. 'Mientras consigamos que un chaval reflexione y aprenda herramientas de futuro habrá valido la pena', dice Javier García.

'Los programas de JA son como la música pop: fáciles y gratificantes', comenta una voluntaria. Esto explica que, por ejemplo, en Citigroup alrededor del 11% de la plantilla haya pasado por un aula para enseñar pautas del mundo empresarial. 'Muchos de estos programas se hacen en horario de trabajo, por tanto es imposible llevarlo a cabo sin el apoyo de los altos cargos', comenta Adolfo Estévez, coordinador de responsabilidad social de General Electric España, quien defiende la acción de JA como 'una inversión de futuro porque fomenta el instinto empresarial desde muy jóvenes'.

Puede ser el caso de Vanesa, que con sólo 11 años es directora general. Desde su pupitre coordina el equipo y define la estrategia empresarial en la simulación de una pyme que produce huchas hechas de material reciclado. Es el programa Nuestros recursos en el colegio Nuestra Señora del Pilar, de Madrid donde voluntarios de General Electric enseñan a niños de 11 años la importancia de la gestión de recursos humanos, naturales o de capital.

Durante 9 clases los niños tendrán que crear una empresa, determinar costes, desarrollar estrategias de venta y, finalmente, vender el producto en un mercadillo. La empresa de Vanesa se llama Braichid y está en pleno proceso de producción de una hucha hecha con rollos de papel higiénico, una tabla y piedras. Ángel, gerente de marketing, cree que hacer carteles será la estrategia de promoción más acertada, aunque habrá que desarrollar más modelos para distintos clientes. Las cuentas no les causan problemas y por ahora déficit no es más que otra palabra de difícil escritura.

La UE quiere espíritu emprendedor

Inculcar en los jóvenes el espíritu emprendedor es una asignatura pendiente en España y Europa, según reconoció la UE por primera vez en el Consejo de Lisboa de 2000 y luego con la publicación del Libro verde sobre el espíritu emprendedor. En marzo, la CE anunció un plan de acción para fomentarlo, con especial atención a la educación. La preocupación se cristaliza en datos: sólo el 4% de los europeos ha intentado crear una empresa en los tres últimos años, mientras que en EE UU el porcentaje es el triple, según el Eurobarómetro 2003 sobre espíritu empresarial. En España, por la misma época, se presentó el plan Laboratorio Empresarial para, mediante un juego de mesa, introducir a jóvenes de 14 a 16 años en las pautas para crear una pyme.