PNA

Informe crítico de la CEOE sobre el Plan Nacional de Asignaciones

La CEOE calcula que el objetivo fijado para España en el Plan Nacional de Asignación (PNA) de emisiones contaminantes para el periodo comprendido entre 2008 y 2012 resulta 'desequilibrado' en relación con otros países europeos. La organización considera que este programa sitúa las emisiones per cápita españolas por unidad de PIB casi un 20% por debajo de la media europea y que este esfuerzo que se les va a exigir a los sectores afectados a partir de 2008 conlleva un enorme riesgo de pérdida de competitividad, inversión y empleo.

Así se desprende del informe presentado ayer ante la Asamblea General Ordinaria de la CEOE por el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la organización empresarial, Juan José Nava, quien expresó la 'incertidumbre' e 'inquietud' generada en el empresariado español al respecto.

Según explicó Nava, en 2002 España superaba ya las emisiones de 1990 en un 39,5%, como consecuencia de que en los últimos ocho años el crecimiento del PIB fue más de 10 puntos superior al del resto de países de la UE.

En este sentido, dijo que para compatibilizar la convergencia económica con el objetivo fijado para España en el Protocolo de Kioto sería necesario alcanzar en 2010 una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de PIB en un 40% sobre los niveles actuales.

Atentos a

La patronal estima que el plan de asignaciones sitúa las emisiones per cápita de España por unidad de PIB casi un 20% por debajo de la media de la UE.

El 1 de enero entra en vigor la directiva europea sobre el comercio de emisiones de CO2.