Política

Barroso admite los conflictos de intereses de la comisaria Kroes

El presidente electo de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, admitió ayer que la comisaria designada para Competencia, Neelie Kroes, tiene conflictos de intereses en tres casos que el Ejecutivo comunitario tiene abiertos en la actualidad.

Uno de los casos es la reforma de las leyes de competencia en el sector de transporte marino, ya que Kroes fue miembro del consejo de administración de la empresa P&O NedLloyd. En segundo lugar, Bruselas investiga un presunto cartel en el mercado del betún y la comisaria holandesa trabajó para Ballast Nedam, una de las empresas bajo sospecha.

En último lugar, la Comisión analiza una posible posición dominante de la compañía británica de telefonía móvil MM02, en la que Kroes ocupó hasta agosto un puesto de consejera.

'Es cierto, pero son tres casos de 561 que están siendo analizados por la Comisión y entre más de 1.000 casos pendientes', respondió Barroso al respecto.

El próximo presidente de la Comisión aceptó la petición de los principales grupos de la Eurocámara de estudiar una petición de dimisión de uno de sus comisarios si la institución parlamentaria se lo pide en una votación. Sin embargo, rechaza de plano la idea de que una petición del Parlamento Europeo en este sentido suponga de forma automática el cese de un comisario.