Adquisición

Santander culmina la compra del Abbey por 13.199 millones

El Santander ya es el dueño de Abbey. Para ello el SCH ha invertido 13.199 millones, de los que 12.541 millones corresponden a la ampliación de capital llevada a cabo para la compra.

Como estaba previsto, el viernes el grupo español cerró la mayor operación transfronteriza de la banca europea y se convirtió en la novena entidad del mundo por capitalización. El mercado decidió premiar la culminación de la compra con una subida en bolsa de los títulos del SCH del 1,61% al cerrar a 8,85 euros. El británico subió 14 peniques en su última sesión al cerrar a 643,5 peniques, el nivel más alto desde diciembre de 2002.

Para lograr sus objetivos, el Santander ha invertido finalmente 13.199 millones de euros en acciones y metálico.

De hecho, la ampliación de capital realizada por el Santander para llevar a cabo la compra ha ascendido a 12.541 millones de euros para canjear las 1.485,89 millones de acciones de Abbey (incluidas las 100 acciones que el SCH ha regalado a cada empleado del banco británico).

SANTANDER 2,78 0,02%

El precio final al que se ha calculado el canje de acciones es de 8,44 euros por título, correspondiente a la cotización del Santander del día anterior al de la celebración de su junta en la que se aprobó la ampliación de capital (el 21 de octubre). El precio por acción es ligeramente inferior a los 8,70 euros a los que el SCH calculó como máximo el canje el 26 de julio, fecha en la que se anunció la operación.

A la ampliación hay que sumarle 658 millones de euros que recibirán el 14 de diciembre los accionistas del Abbey como dividendo extraordinario. De esta forma, la revalorización de los títulos de ambos bancos en los mercados en los últimos días ha corrido a favor de los accionistas de Abbey. Con el cierre de bolsa del viernes, obtendrán una prima del 38% sobre los 469 peniques que se había establecido en el folleto de la oferta como precio total a recibir, correspondiente al 26 de julio, más el dividendo extra.

El pago por cada acción de Abbey alcanza los 651 peniques -31 peniques por el dividendo y 620 por el valor de ambas acciones a precio de la bolsa del viernes-.

Ante la culminación de la operación Botín declaró a través de un comunicado que el Santander adquiere una posición 'en la primera liga de la banca internacional', con una operación que 'creará valor para los accionistas del Santander, al tiempo que beneficiará a nuestros clientes y empleados'.

El presidente de Abbey, Lord Burns, calificó de 'transcendental' en los 155 años de historia de Abbey la jornada del viernes, y subrayó que el banco británico 'ha sido siempre capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias y ha demostrado también su talento para la innovación'. Según Burns, el nuevo propietario de Abbey, el grupo Santander, 'consolidará esta herencia y proporcionará apoyo y conocimientos para acelerar nuestros planes y ambiciones en el Reino Unido'.

El Sanpaolo IMI, banco italiano participado por el Santander redujo su beneficio neto en el tercer trimestre un 23%, con 266 millones de euros.

Los británicos guardan sus acciones

Horas después de que Abbey dejara de cotizar, un portavoz del banco afirmó que la gran mayoría de sus inversores habían decidido guardar sus acciones pendientes de su conversión en títulos de la nueva matriz española, informa Jules Stewart. 'De hecho, desde el pasado julio cuando se anunció la opa, menos del 10% de nuestros accionistas han vendido sus títulos', añadió. 'Otra cosa son los fondos, que han estado entrando y saliendo del mercado en las últimas semanas, pero por lo que al inversor particular se refiere, no se han detectado movimientos significativos de venta'. La gestora de la aseguradora Legal & General el jueves vendió un 2,95% del Abbey. Fuentes del mercado explicaron que ello obedece a los estatutos de la entidad que prohiben la negociación de valores extranjeros.

Botín sale del consejo del Royal Bank

Esta operación pone también fin al cruce de consejeros entre el Santander y el Royal Bank of Scotland, medida ya anunciada en octubre para evitar posibles reticencias de la Comisión Europea a la compra del Abbey. En una comunicación a la CNMV, el Santander anunció el viernes la dimisión de Emilio Botín como consejero del Royal y la del director general del banco Juan Rodríguez Inciarte, el principal artífice de la compra del Abbey. A la vez, el presidente del Royal, Sir George Mathewson, abandona el consejo del SCH. El Santander posee el 2,54% del Royal, tras vender otro porcentaje similar en octubre. Mientras que esta entidad controla hasta la ampliación el 2,83% del SCH, lo que le convierte en el primer accionista.