CincoSentidos

Mucha eslora en el muelle

Es la niña bonita del Salón. Hace cuatro años iniciaron la muestra flotante, en Port Vell. Con ello se ha conseguido, por un lado, aumentar la superficie de exposición hasta los 73.000 metros cuadrados (se contabiliza el muelle por donde pasan los visitantes y el espacio que ocupan los barcos en el agua) y, por otro, contar con grandes barcos lo que abre la puerta al mundo del gran lujo. De hecho, el espacio en el mar crece este año un 23%.

Como resalta Enrique Puig, presidente del Salón, en esta edición están presentes los astilleros de más prestigio, 'los Rolls Royce del mar. Barcos que no acuden a otros salones náuticos' remarca. Y es que es muy complicado, pues estos astilleros deben conseguir que alguno de sus clientes les cedan el barco para la exposición. Un buen número de los expuestos están ya matriculados.

En motor (97 buques) se pueden ver un Astondoa 122-GLX de 37 metros o el 102 de 31 metros de los astilleros españoles de lujo por antonomasia; un Azimut 98 Leonardo (30,13 metros); un Elegance 94, de 29 metros, o el Moonen 89. En vela (51 barcos) un Wally BR 106, de 29,25 metros y el 88,2, de 27 metros; un Swan 82 de 24,9 metros o un Franchini 75L. Y rematan 12 catamaranes, nueve de vela y tres de motor.

Una afición en auge en todo el país

Licencias de gobierno. Una muestra del interés que se está despertando en España por la navegación son los nuevos titulados. El año pasado se emitieron 41.003 licencias frente a las 33.249 de 2002 (un 23,3% de crecimiento). Del más representativo, el PER (Patrón de embarcaciones recreativa) se emitieron 26.103 en 2003 y de patrón de navegación básica 8.011.

Por comunidades. Cataluña es la primera en nuevas licencia, con 9.613 seguida de Madrid y otras regiones sin competencia transferida con 8.883.

Embarcaciones. El 2003 se construyeron en España 7.191 barcos. De ellos, 3.782 neumáticas, 2.544 motor y 862 vela. La mayoría menor de 12 metros. Del total, 3.467 se exportaron. Por contra, se importaron 5.297 unidades.

Astilleros. En España se calcula en 44 los astilleros dedicados a producir embarcaciones de recreo. Cuatro años antes eran 32, según datos de la Asociación de Industrias Náuticas. El valor de la producción en 2003, exceptuando las neumáticas, se calcula en casi 152 millones de euros.

Los datos

170.000 visitantes se esperan para esta edición. El crecimiento es constante. Hace un par de años fueron 150.000.

530 expositores han montado stand este año. Unos 200 son de embarcaciones y el 25% son extranjeros.

70% de las ventas de barcos en España se originan en el Salón Náutico de Barcelona, según la organización.