Resultados 3T

Telefónica gana un 5,1% más pero anuncia que no cumplirá objetivos

El beneficio neto consolidado de Telefónica durante los nueve primeros meses del ejercicio ha ascendido a 2.117,1 millones de euros, con un aumento del 5,1% con respecto a septiembre de 2003. Sin embargo, al igual que ayer hizo su filial de Móviles, la operadora ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de beneficios para este año para situarlos en la parte baja del rango estimado a principios del ejercicio.

Los resultados "muestran la intensificación del esfuerzo comercial en todas las líneas de actividad del Grupo Telefónica, resultando en un sólido crecimiento de la base de clientes y en el avance en la eficiencia de las operaciones y en la rentabilidad". Pero la operadora presidida por César Alierta ha enfriado su estimación de ganancias para el conjunto del año, según los expertos, por la cada vez mayor competencia y dificultad para ganar nuevos clientes. Ha rebajado la previsión de crecimiento del EBITDA 2004 a una banda del 5% al 7%, frente al 7%-10% inicialmente previsto, reduciendo también la de crecimiento de flujo de caja operativo al 7%-9% frente al 8%-11% que fijado anteriormente.

En las cuentas presentadas hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que tampoco satisfacen las expectativas del mercado, los ingresos presentan un crecimiento interanual del 5,2%, la eficiencia operativa se sitúa en el 44,7% y el beneficio por acción se incrementa un 5,9%. Explica la compañía que, excluyendo el impacto negativo de los tipos de cambio y eliminando los cambios en el perímetro de consolidación, los ingresos crecerían un 8,5% debido principalmente a la aportación del negocio de móviles y los negocios en Latinoamérica.

TELEFÓNICA 4,27 -0,23%

Sin embargo, los resultados extraordinarios contabilizados en los nueve primeros meses del ejercicio se vuelven en contra de los logros conseguidos. Se han situado en 866,4 millones de euros negativos (-52,3 millones de euros en el mismo periodo de 2003), explicados fundamentalmente por la dotación de la provisión por importe de 670 millones de euros relativa a la adhesión en 2004 de 2.417 empleados al expediente de regulación de empleo (ERE) que Telefónica puso en marcha el año pasado y cuya aplicación se extenderá hasta 2007. Tal y como explica la propia compañía, se han aceptado en el tercer trimestre 55 bajas adicionales a las 2.362 aceptadas para 2004. Si se excluyen los efectos del expediente de regulación de empleo puesto en marcha por la operadora los resultados consolidados aumentarían un 25,4%.

Además del ERE, la operadora tuvo que aportar 37,5 millones a la reestructuración de Terra y desembolsar 31,4 millones derivados del impacto del Laudo Arbitral concluido en relación con la reclamación planteada por el Grupo Radio Blanca -Blas Herrero- a Uniprex -Antena 3-, "laudo que se encuentra en estos momentos recurrido por la cadena de televisión ante la Audiencia Provincial", aclara Telefónica.

En cuanto a su posición financiera, la deuda neta del grupo se situó a cierre de septiembre en 17.976,6 millones de euros, con una reducción de 1.258,7 millones de euros con respecto a la deuda consolidada de finales del ejercicio 2003 y que ascendió a 19.235,3 millones de euros.

Tirón del negocio tecnológico

El fuerte crecimiento experimentado por la base de clientes de Telefónica en los primeros nueve meses del año tuvo mucho que ver con la cada vez mayor generalización del uso de las nuevas tecnologías entre la población española. El número de usuarios, tanto de telefonía fija como móvil y televisión de pago se sitúa a 30 de septiembre en 115 millones, incluyendo los clientes de las operadoras latinoamericanas de BellSouth . Así, Telefónica Móviles (que ayer presentó resultados positivos pero con malas previsiones para el cierre del año) registra una ganancia neta en el último trimestre de tres millones de clientes y de 11 millones en el último año, alcanzando un parque gestionado de 58,8 millones de abonados. Incluyendo los de BellSouth ascendería a 71,9 millones de clientes, de los que 50,6 millones corresponderían a Latinoamérica.

En cuanto a uso de Internet, las conexiones ADSL alcanzan a 30 de septiembre los 3,4 millones, con un crecimiento interanual del 62,4%. En España, totalizan 2,2 millones (1,4 millones hace doce meses), logrando una cuota estimada sobre el mercado total de banda ancha del 73,5%. Los clientes ADSL minoristas de Telefónica en España ascienden a 1,7 millones y representan una cuota estimada del 58,1% sobre dicho mercado total. En Latinoamérica, las conexiones ADSL registran un crecimiento respecto al año anterior del 85,1% hasta 1,2 millones, destacando Brasil (Telesp) con 0,7 millones (0,4 millones en septiembre 2003).