Política

Comienzan los relevos de cara al nuevo Gobierno de Bush

Donald Evans ha dejado la primera silla vacía en el equipo económico de George Bush. El secretario de Comercio, y uno de los miembros del Gabinete más cercano al presidente, ha presentado su dimisión y planea regresar a Tejas donde podría lanzar su candidatura a gobernador. Su sustitución no está aún clara, pero fuentes del partido apuntan que su lugar podría ocuparlo Mercer Reynolds, amigo de Bush como Evans. Reynolds es un empresario de Ohio responsable de la financiación de la campaña de Bush.

Evans ha sido el más efectivo defensor de los recortes fiscales de Bush dentro del Gobierno. En Washington se da por sentado que su salida puede permitir que el secretario del Tesoro, John Snow, otro leal relaciones públicas del presidente, se mantenga en el cargo, al menos, seis meses más. Snow ha dicho que le gustaría permanecer al frente del Tesoro. Otra de las incógnitas por despejar a corto plazo es el futuro del negociador de Comercio, Robert Zoellick, que podría ser sustituido por Stephen Friedman, presidente del Consejo Económico Nacional.

El lunes por la noche, al hacerse pública la dimisión de Evans también se confirmó la del controvertido fiscal general del Estado, John Ashcroft. El no menos controvertido Arturo González se perfila como su sucesor. González, es autor de memorandos sobre excepciones a los tratados contra la tortura y la Convención de Ginebra en la 'guerra contra el terrorismo'. Además, fue socio de un bufete que representó a Enron.