Adquisición

El regulador británico aprueba la compra de Abbey por el Santander

El regulador bancario británico (FSA por sus siglas en inglés) ha dado luz verde a la compra de Abbey National por parte del Santander Central Hispano. Es la confirmación oficial de una decisión esperada por el mercado, ya que la entidad avanzó el mes pasado que no veía ninguna barrera para que la operación se produjese.

La junta de accionistas del Santander, que también ha comunicado en un hecho relevante a la CNMV el trámite de la FSA, también aprobó a finales de octubre la ampliación de capital necesaria para adquirir al banco británico, en una operación valorada en algo más de 13.500 millones de euros. La transacción fue defendida entonces ante los accionistas tanto por el presidente de la entidad, Emilio Botín, como por su consejero delegado, Alfredo Sáez. "No creemos en las fusiones transfronterizas", dijo Botín a sus accionistas antes de señalar que "la operación de Abbey es una compra, no una fusión".

La compra del Abbey permite a Botín cumplir con uno de los objetivos prioritarios de su gestión: situar al Santander dentro de los ocho primeros bancos del mundo por capitalización bursátil. El Abbey es actualmente el sexto banco del Reino Unido por activos y el segundo en hipotecas, donde mantiene una cuota de mercado del 11%.