EDITORIAL

El aviso de Rato a Bush

No es la primera vez, y seguramente no será la última, pero al director gerente del FMI le ha faltado tiempo para lanzar una advertencia al recién reelegido George Bush. Según subrayó ayer Rodrigo Rato, el déficit público de Estados Unidos es 'uno de los desequilibrios más serios de la economía mundial' y debe ser corregido cuanto antes. La afirmación choca frontalmente con la idea, preñada de unilateralismo, de 'qué importa el déficit', expresada sin ambages por altos responsables de la Administración Bush. El problema es que el importante éxito electoral del presidente de EE UU hace sospechar a los expertos que el agujero presupuestario seguirá al alza. Pero Rato también ha puesto en solfa otras dificultades en la economía internacional que preocupan en la organización que dirige. Y, entre ellas, no es la menor el escaso dinamismo que sigue mostrando la economía europea.