Vivienda

Solbes anuncia "nuevos instrumentos" para facilitar el cambio de hipoteca

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, anunció hoy que el Gobierno tiene la intención de poner en marcha "nuevos instrumentos" en el mercado hipotecario que permitan cambiar de hipoteca con menores costes para los ciudadanos, de tal manera que puedan afrontar con mayor facilidad cualquier empeoramiento económico.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, Solbes, en respuesta a una pregunta de CiU, indicó que el Ejecutivo pretende que las hipotecas sean "más transparentes" y que exista una "mayor facilidad" para pasar de una hipoteca a otra con menores costes para los consumidores. "Pensamos que se pueden poner en marcha nuevos instrumentos que permitan adaptarse a las nuevas tensiones del mercado hipotecario, de tal forma que se mejore la transparencia y tengamos un mercado más competitivo para adaptarse a las nuevas circunstancias", subrayó el ministro, tras destacar la importancia de que las familias sepan los riesgos a los que se exponen cuando se endeudan para evitar que tomen riesgos "excesivos".

En este sentido, afirmó que el Gobierno quiere introducir "más claridad e información" en el mercado hipotecario, que es, según Solbes, el que plantea "mayores problemas" para el endeudamiento de las familias, así como introducir nuevos instrumentos que en caso de "dificultad" pudieran ayudar a resolver este tipo de problemas. Según Solbes, la mejora de las condiciones monetarias y financieras de la economía española y la reducción en términos históricos de los tipos de interés, así como la mayor competencia en el sistema financiero, ha propiciado que los agentes económicos hayan acudido al endeudamiento de forma mucho más intensa que en el pasado.

Sin embargo, el ministro no se mostró preocupado por esta circunstancia, debido a que, pese a este mayor endeudamiento, la renta disponible que las familias pagan en concepto de pago de intereses se mantiene "prácticamente estable" de 1996 a 2003, gracias al descenso de los tipos de interés.

No obstante, reconoció que, desde el punto de vista de las familias, su mayor endeudamiento las hace ahora "más sensibles" ante el endurecimiento de las condiciones monetarias, sobre todo, teniendo en cuenta que la mayor parte de sus préstamos, incluidos los hipotecarios, están a un tipo variable. "No debemos preocuparnos excesivamente por este tema, es muy difícil decir cómo van a evolucionar los tipos de interés, pero no es menos cierto que cuando analizamos la evolución de tipos en la zona euro, las variaciones de los mismos deben ser de una intensidad reducida", reiteró.