EDITORIAL

El PIB se mantiene

La economía española creció un 2,6% el tercer trimestre, la misma tasa interanual que entre abril y junio, con un avance del 0,6% en tasa intertrimestral (más que el segundo trimestre), pero dos décimas menos que la previsión oficial para 2004. La actividad mantiene un buen ritmo, sustentada en el consumo, en la construcción y en la inversión en bienes de equipo. Este tercer capítulo, que se está convirtiendo en la variable más dinámica de la demanda, es la mejor noticia de los datos ofrecidos ayer por el Banco de España, porque anuncia mayor actividad de las empresas. Sin embargo, el sector exterior sigue dando disgustos por la flojedad de las exportaciones. Parece que la economía española puede comprar de todo, pero apenas vende de nada, y el banco ya reconoce que se pueden estar gestando 'problemas de competitividad', también en el turismo. La pregunta es si bastará sólo con ese 'ritmo de avance sostenido' de la economía.