Automóviles

Los concesionarios creen que el reglamento de distribución ha fracasado

Los concesionarios europeos consideran injustificada la presión impuesta por los fabricantes de automóviles, que, sobre la base de la nuevo reglamento de distribución que entró en vigor hace un año, les han impuesto estándares demasiado estrictos en ventas y servicios. æpermil;sta es la principal conclusión de un estudio lanzado ayer por el International Car Distribution Program (ICDP) y la consultora Urban Science.

La encuesta sobre el reglamento recoge la crítica de los concesionarios, que aseguran que 'no se sienten más libres con el actual sistema de distribución' y consideran que no se está cumpliendo el objetivo de la nueva normativa de reducir el control de los fabricantes sobre las redes.

Ricardo Conesa, responsable de la consultora Urban Science, indicó durante la presentación del informe que se está tendiendo a una 'concentración' de puntos de venta. Juan Antonio Moral, senior advisor de ICDP, destacó la situación de indefensión que experimenta el concesionario pequeño. 'El actual reglamento favorece a los grandes y perjudica a los débiles', denunció.

l Los expertos estiman que el sector de los concesionarios dé un vuelco cuando entre en vigor la cláusula de deslocalización.

l Esta nueva norma permitirá que cualquier concesionario europeo abra nuevas sucursales en cualquier país de la UE.