Actividad

Solbes recorta drásticamente las previsiones de crecimiento

El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, admitió ayer que la economía crecerá por debajo de lo previsto este año y el que viene por el alza del petróleo. Para 2005, cuyo cuadro macro aprobó el Gobierno hace un mes, prevé un crecimiento que oscilará entre el 2,3% y el 2,8%, frente al 3% estimado.

Esta misma semana el responsable de la política económica española admitió que había cada vez menos posibilidades de que la economía española alcanzase el crecimiento estimado para este año, como consecuencia de la presión del petróleo caro. Pero en ningún momento ha accedido a modificar el cuadro macroeconómico ni de este año ni de el que viene, ni había explorado públicamente cuál sería el crecimiento efectivo.

Pero ayer, tras el Consejo de Ministros de Finanzas de Luxemburgo, cuantificó el daño que hará el petróleo al crecimiento. Dependiendo de cuál fuese el precio medio del crudo a lo largo del ejercicio próximo, dijo a los periodistas que 'la cifra puede oscilar en una horquilla entre el 2,3%, 2,5% o 2,8%'. Este recorte supone una revisión severa de la previsión recogida en el escenario macroeconómico del Presupuesto de 2005, aunque el ministro de Economía advirtió que 'el impacto será perfectamente asumible en términos presupuestarios'.

No obstante, y pese a que esta revisión se produce en pleno debate de las cuentas públicas, fuentes de la administración aseguran que no hay oficialmente cambio en el cuadro macroeconómico, y, por tanto, sigue valiendo el 3% a efectos presupuestarios como crecimiento estimado del PIB.

Para este ejercicio, que condicionará notablemente el crecimiento del año próximo, Solbes admitió que la economía podría crecer 'entre un 2,6% y un 2,7%, aunque no hay que descartar que se pueda lograr la estimación oficial del 2,8%'.

A juicio del vicepresidente económico, 'nosotros (el Gobierno) hicimos las estimaciones de crecimiento cuando el petróleo dibujaba un precio medio para 2005 33,5 dólares por barril, lejos de los 50 dólares en los que se ha situado'. En opinión de Pedro Solbes, el crudo ha subido de forma desmesurada desde lo que se había previsto, y 'la punta en la que se ha situado puede mantenerse unos meses, pero en algún momento tendrá que empezar a bajar', aunque admitió que 'no nos llevará ese descenso a los precios antiguos'. En todo caso, dijo que 'si el petróleo bajara en enero, las medias del año no llegarían a los 50 dólares'. Para Solbes el crecimiento dependerá, además del precio del crudo, del comportamiento de los consumidores en el consumo de energía.

Este recorte de facto de la estimación de crecimiento adelantado ayer por Solbes puede estar en línea con el que la próxima semana determine la Comisión Europea en su escenario de actividad de otoño. La Comisión hace el recorte extensivo para toda la Unión como consecuencia del tirón del petróleo.

El Ecofin recela de la medida tomada por Francia

El vicepresidente del Gobierno español y ministro de Economía, Pedro Solbes, insistió ayer en que los problemas derivados del alza del petróleo no deben afrontarse con rebajas fiscales, sino a través de una racionalización del consumo. 'El problema no lo resolvemos tocando los impuestos. Si el precio del producto es más caro, debemos consumir menos', afirmó Solbes en un encuentro con la prensa al margen del Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) que se celebra en Luxemburgo.

En el encuentro previo de ministros de la zona euro (Eurogrupo), celebrado el miércoles, los titulares de Economía analizaron la coyuntura energética y encargaron a la Comisión Europea que proponga en noviembre medidas de reacción. Pese a que los Veinticinco acordaron en junio que los eventuales ajustes en los impuestos de los carburantes requerirían una concertación previa comunitaria, Francia ha anunciado su intención de reducir la fiscalidad del petróleo en 2005. Según el vicepresidente español, la mayoría del Eurogrupo se pronunció en contra de esta medida.

'Existe la sensación claramente mayoritaria de que no es razonable modificar la fiscalidad del petróleo, pues se distorsionarían los precios relativos', explicó Solbes, quien se preguntó retóricamente 'quién debe pagar el incremento, el usuario o el resto de los ciudadanos a través de impuestos'. No obstante, Solbes negó que hubiera habido un enfrentamiento con el ministro francés, Nicolas Sarkozy. 'Tengo la sensación de que sobre la idea básica, (Sarkozy) está de acuerdo', añadió.

Por otro lado, Solbes precisó que 'algunos sectores' requieren 'soluciones específicas', para los que el Gobierno 'busca soluciones'.

El Brent vuelve a superar los 51 dólares

El petróleo no cede. Tras los pequeños respiros de principios de semana, ayer volvió a superar los 51 dólares en el mercado de Londres (tocó 51,14 dólares por barril), por los nuevos temores a desabastecimiento. Sin embargo, terminó la jornada en los 50,72 dólares, con una ligera subida. En Estados Unidos cayó hasta 54,17 dólares, tras un informe de la Agencia Internacional de la Energía en el que aseguró que el mercado está abastecido. El directo ejecutivo de la AIE, Claude Mandil, llegó a decir que el precio actual del crudo 'no se justifican con la situación real del mercado'.