Operación

Abbey dejará de cotizar en la Bolsa de Londres el 12 noviembre

Las acciones de Abbey National dejarán de cotizar en la Bolsa de Valores de Londres el 12 de noviembre al cierre del mercado si, como se espera, se completa en esa fecha la venta de la entidad británica al español banco Santander.

Abbey ha comunicado a la Bolsa de Londres los resultados definitivos de la junta extraordinaria de accionistas que este jueves aprobó la OPA del Santander, que varían sólo en décimas de los porcentajes provisionales dados a conocer el jueves. Votaron a favor de la venta el 64,8% de los accionistas que representan al 94,4% del capital, y en contra el 35,2% de los inversores que representan sólo al 5,6% del capital.

En ese mismo comunicado a la Bolsa londinense, Abbey National ha agregado que espera que sus acciones dejen de cotizar el 12 de noviembre a las 16.30 hora local y que el canje de esos títulos por los del Santander comenzará días después. El dividendo en metálico que recibirán los accionistas, de 31 peniques (46 céntimos de euro) por cada uno de sus títulos de Abbey, será abonado el 14 de diciembre, según ha explicado el banco, sexto del Reino Unido.

La oferta del Santander, por 13.400 millones de euros, otorgará un título del banco español a cambio de cada una de las acciones de Abbey, además de 25 peniques en metálico que se complementará con un dividendo de 6 peniques del propio banco británico.

Paso muy positivo

El presidente de Abbey, Terry Burns, ha señalado que la aprobación de esta venta es "un paso muy positivo para completar" la adquisición por parte del Santander Central Hispano y que espera que el proceso se complete el 12 de noviembre, como está previsto.

Una vez concluida, esta operación hará del Santander el octavo banco del mundo en capitalización bursátil -por la cotización actual-, con unos 52.800 millones de euros en activos, y el cuarto de Europa.

Ahora debe ser aprobada el día 21 por la junta de accionistas del Santander y recibir la autorización de las autoridades financieras británicas, lo que parece asegurado después de que el miércoles éstas avanzaran que no parece haber impedimentos.