æscaron;ltima

La nueva camiseta del Athletic acaba en el museo

La apuesta más renovadora del Athletic Club de Bilbao, el diseño de una equipación de vanguardia para participar en competiciones europeas, tendrá un destino imprevisto tras una etapa inmaculada en los campos de fútbol. La camiseta diseñada por el artista vasco Darío Urzay terminará en el Artium, el museo de arte contemporáneo de Vitoria, después de que la actual directiva de la entidad deportiva, elegida el pasado mes de septiembre, la eliminara del mapa dos días antes de la primera cita internacional del conjunto rojiblanco en Estambul. La polémica que se desató sobre su idoneidad, en un club de porte tradicional, abrió la caja de los truenos.

'Estoy acostumbrado a las críticas artísticas, pero podían haber dejado que los jugadores lucieran la camiseta. Después que decidan'. Darío Urzay, pintor bilbaíno que expone regularmente en galerías de Madrid, París o Nueva York y cuyas obras han sido adquiridas por el Guggenheim de Bilbao y el Museo de Bellas Artes de la capital vizcaína, reivindicó ayer su faceta artística y, también, la personal. Urzay, callado hasta ahora tras la decisión tomada por el equipo directivo dirigido por Fernando Lamikiz, se apoyó en temas económicos. Su obra, plasmada en la equipación denominada XX, dos signos que aparecen en el escudo del Athletic Club, ha tenido su difusión. 'Hasta ahora han sido vendidas o reservadas 4.400 camisetas su precio medio se acerca a los 60 euros y de ese dinero me queda el 12%. El resto es para el club'.

El artista, visiblemente dolido, señaló que su proyecto no se realizó 'por encargo' y que había gastado cerca de 6.000 euros, más sus horas de trabajo, en la materialización de una 'idea' que surgió hace más de dos años y que estaba reservada sólo para cuando el Athletic entrará en competiciones europeas. 'No quiero crear polémicas y menos contra el club, pero sí quiero zanjar este asunto', dijo.

Y lo ha zanjado. Darío Urzay, que aportó abundante documentación sobre los compromisos contractuales con la entidad rojiblanca, desveló que retiraba los derechos de explotación de la camiseta porque se ha incumplido el espíritu del proyecto y el equipo 'no ha vestido la indumentaria para los partidos de la UEFA'.

El lamento de Urzay va más allá de sus críticas vertidas por la actuación de la directiva del Athletic. El pintor extiende sus quejas a la UEFA. El organismo europeo incluyó en su página de internet primero su polémica equipación para después, cuando el Athletic ya había renunciado a ella, la calificara de ketchup shirt (camiseta ketchup). 'Mi obra tiene un título y es el de Equipación XX y seguiré los cauces adecuados en el momento adecuado. Este caso que para mí supone una grave vejación artística'.

Su camiseta, de formas orgánicas característica de los últimos trabajos realizados por Urzay y en la que sobre fondo blanco predominan los rojos, tiene ahora un nuevo destino, salvo que el artista bilbaíno decida crear un cauce de comercialización que la sitúe de nuevo en el mercado. Urzay hizo ayer entrega a Laura Fernández, subdirectora del área museística del Artium de Vitoria, de una equipación completa que, debidamente catalogada, ocupará un espacio en el centro de arte contemporáneo de la capital alavesa. También tendrá un destino destacado en el centro cultural Arte Leku de San Sebastián, que ha mostrado su interés por contar con una obra que no ha cuajado entre los actuales rectores del Athletic Club y ha creado división de opiniones entre su afición.