Astilleros

La SEPI gastará 1.900 millones en la reestructuración de los astilleros

El Gobierno pagará muy cara la reestructuración en Izar. En total, la SEPI gastará 1.900 millones de euros en los astilleros. La mayor parte de ese dinero (1.600 millones) se destinará a prejubilar aproximadamente a un tercio de la plantilla. La SEPI prevé liquidar Izar y crear dos nuevas empresas, según el plan global remitido ayer a los sindicatos.

El Gobierno destinará 1.900 millones de euros a reestructurar los astilleros públicos, según desveló ayer en el Congreso Enrique Martínez Robles, presidente de la SEPI. El grueso de ese montante irá a parar al plan de prejubilaciones que el grupo público emprenderá a principios de año. En total, se gastarán 1.600 millones en prejubilar a unos 3.500 trabajadores de los 10.800 que componen la plantilla de Izar. Eso supondría establecer la edad de jubilación en 52 años, según fuentes sindicales.

El resto del dinero, 300 millones, irán a parar a la recapitalización de la empresa y a otros gastos no especificados.

Según el plan remitido ayer a los sindicatos, la estructura de Izar tal y como está definida actualmente desaparecerá a finales de año. 'Será necesaria una reestructuración que deberá realizarse en el marco de una liquidación voluntaria y ordenada de Izar', se asegura el documento.

La intención de la SEPI es actuar como holding concentrando las participaciones en dos nuevas sociedades: una militar (New Co) y otra civil.

La primera integrará los centros de Ferrol, Cartagena, Puerto Real, Cádiz, San Fernando y Fene. Además, esa sociedad militar contará con cuatro líneas de negocio (construcción naval, reparaciones, propulsión y sistemas) y podrá tener una actividad civil complementaria que no deberá sobrepasar el 20% de la facturación total de la compañía.

Esta empresa militar será dotada con 100 millones de euros (correspondientes a la compra de la participación por SEPI) más otros 370 millones para capitalizarla, según explicó Martínez Robles en el Congreso. Además, la nueva empresa tendrá una cartera de pedidos inicial de 3.800 millones de euros, detalla el documento de la SEPI.

La otra sociedad civil estará participada 'mayoritariamente por la iniciativa privada, con participación pública minoritaria', según se expone en el plan. En ella se englobarán los centros no incorporados a la New Co., es decir, Sevilla, Gijón, Manises y Sestao.

Aún no está claro el capital público que se destinará a la división civil, ya que, según explicó ayer Martínez Robles, 'todavía no está definida la participación que el Estado tendrá en esa nueva sociedad'.

La entrada de capital privado se realizará 'en las condiciones habituales de los procesos de privatización de SEPI de conformidad con la normativa aplicable (concurrencia, publicidad y transparencia)', según el plan.

Antes de la entrada de inversores, Izar entrará en un proceso de liquidación, al devolver los 1.212 millones de euros que Bruselas ha definido como ayudas ilegales. Inmediatamente ese capital será contabilizado en las cuentas de la SEPI como ingresos. Seguidamente, Izar entrará en proceso de disolución y se comenzarán a dar los primeros pasos para dar forma a las nuevas sociedades.

En cuanto a las previsiones de demanda, la SEPI sólo desgrana las de la sociedad militar, basada en los planes de adquisición de la Armada.

En ese sentido, el plan afirma que la nueva empresa 'estará bien posicionada en los segmentos de exportación de mayor atractivo (fragatas, corbetas, submarinos y buques multipropósito) gracias a la alianzas con tecnólogos de primera línea'. Estos contratos con la Armada constituyen, según la SEPI, el 68% de la demanda estimada hasta 2009.

Venta de participaciones en empresas cotizadas

La SEPI se deshará el año que viene definitivamente de participaciones en cuatro empresas: Aldeasa (donde conserva el 5,6%), Altadis (2,8%), Iberia (5,32%) y Red Eléctrica Española (18%).

La enajenación de esas participaciones le reportarán al grupo público 786,66 millones, según detalló ayer Martínez Robles en el Congreso.

Esos serán el grueso de los ingresos que tendrá la SEPI el próximo ejercicio, con los que no podrá cubrir ni la mitad del coste de la reestructuración de Izar. Dado que la SEPI mantiene su separación jurídica del Estado, no podrá computar ese gasto con deuda pública, por lo que es posible que tenga que realizar una ampliación de capital. Tras la venta de la participación en esas cuatro compañías, la actual cartera del grupo público en empresas privatizadas quedará reducida a tres compañías: 5,5% en EADS, 3% en Endesa, y 10% en Red Eléctrica (en esta última por imperativo legal). La participación en Endesa, sin embargo, no durará mucho tiempo, pues está previsto su venta en 2006.

En total, en 2005 SEPI aportará 2.808,95 millones de euros a sus empresas. El grueso se lo llevará Izar, 2.027 millones. Las demás aportaciones significativas irán a parar a Hunosa, que recibirá 370 millones, CASA 135 millones, Babcock 44 millones y la Fundación del Carbón, 30 millones.

EADS también juega

EADS, conocido por la aeronáutica, pero que cuenta mucho en la industria militar europea, aseguró ayer que quiere jugar un papel relevante en cualqiuer reestructuración que se haga del sector naval en Europa en lo que atañe a los astilleros militares.