Primer semestre

Economía certifica la desaceleración de la construcción en España

El Ministerio de Economía y Hacienda ha certificado la desaceleración que está experimentando en España la inversión en el sector de la construcción, al haber pasado de ritmos de incremento del 5,2% y del 4,3% en los dos pasados ejercicios a una tasa del 3,5% en el conjunto del primer semestre del presente año.

Así lo certifica el departamento ministerial que dirige Pedro Solbes en su Síntesis de Indicadores Económicos correspondiente al mes de septiembre, donde recuerda que, a pesar de la ralentización del crecimiento inversor experimentado por este sector, sigue siendo el que más contribuye al alza del Producto Interior Bruto (PIB).

Según Economía, la construcción continúa creciendo a tasas elevadas "dentro de una tendencia a la moderación gradual". En términos de empleo, la variación interanual de la ocupación se redujo desde cifras superiores al 4% en el segundo semestre de 2003 hasta el 2,5% en el segundo trimestre de este año.

El consumo de cemento también ha tendido a atenuar su avance a lo largo del año, a pesar de que el último dato de agosto refleja un notable repunte en la tasa interanual, explicado, en parte, por la cifra anormalmente baja de un año antes. En los ocho primeros meses del año, el indicador ha crecido el 3,5%, frente al 4,8% registrado en 2003.

Sin embargo, el subsector residencial sigue mostrando "un notable dinamismo", al verse impulsado por los bajos tipos de interés hipotecarios, la creación de empleo, el aumento de la población inmigrante y la demanda de los no residentes en las zonas costeras.

Los precios siguen creciendo

Además, los precios de la vivienda mantienen una "inercia fuertemente creciente" según el departamento ministerial que dirige Solbes, habiéndose situado su tasa de variación interanual en el 17,2% en el primer trimestre, al igual que el crédito para la adquisición de vivienda, cuyo aumento en el segundo trimestre era del 17,3%.

En cuanto a la licitación pública, el balance de los cinco primeros meses del año ha sido negativo, con un descenso del 12% en precios corrientes, que resulta de fuertes caídas en las administraciones autonómicas y locales no compensadas con el incremento en las centrales.

A juicio de Economía, el aumento de éstas se debe, a su vez, al "notable" crecimiento de la licitación del Ministerio de Fomento y de sus entidades dependientes, como AENA, RENFE, GIF y Puertos del Estado.