Inmobiliaria

El Banco de España estima que la vivienda está sobrevalorada en un 20%

Los precios de la vivienda en España están sobrevalorados en torno a un 20%, según el Banco de España, aunque no se prevé una corrección brusca de los mismos. Sin embargo, la entidad espera que la futura evolución del coste de los pisos sea de una "progresiva desaceleración".

Así lo anunció el director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina. "El grado exacto de sobrevaloración actual (de los precios de la vivienda) es complejo de precisar, pero las estimaciones disponibles tienden a situarlo en el entorno del 20%", dijo durante su intervención en unas jornadas sobre la vivienda. "El escenario más probable para la evolución futura del precio de la vivienda en España es el de una progresiva desaceleración (...), sin incurrir en bruscas correcciones en los niveles alcanzados", afirmó.

Por otro lado, el ejecutivo abogó por un equilibrio en la fiscalidad entre alquiler y propiedad y apuntó que el favorable tratamiento fiscal que actualmente prima la adquisición de la vivienda es un "elemento distorsionador", que en gran parte explica la tendencia a la propiedad que hay en España. Diversos estudios estiman que el 80% de las viviendas españolas está en régimen de propiedad, siendo la tasa europea más alta tras Irlanda. "No cabe la menor duda de que es deseable un marco tributario que equilibre mejor los estímulos entre la tendencia en propiedad y en alquiler", dijo. No obstante añadió que los estímulos fiscales actuales no explican la escalada de los precios, que en tan sólo cinco años se ha más que duplicado.

Menos hipotecas

Por otro lado, el Bamco de España ha detectaco que las familias españolas han empezado a reducir la demanda de hipotecas por primera vez desde hace al menos dos años. El organismo destaca que esta tendencia es contraria a la del resto de Europa, donde crecen las peticiones ante las mejores perspectivas económicas.

Esta reducción de la demanda, reflejada en la Encuesta sobre Préstamos Bancarios en España del segundo trimestre de este año, no se ha visto, sin embargo, reflejada en la financiación que han recibido finalmente las familias para adquirir una vivienda, ya que en julio este importe creció un 23,6 por ciento.

Los expertos consideran que la caída de las solicitudes demuestra los primeros síntomas de debilidad del negocio hipotecario, pero destacan que todavía sigue muy fuerte, como demuestran los datos de operaciones cerradas.

Según la encuesta, las entidades prevén "descensos importantes" en la demanda de los hogares en el tercer trimestre, perspectivas que aunque se han dado en los resultados de estudios anteriores, en este caso han alcanzado el máximo desde principios de 2003.

El organismo regulador destaca en su informe que España es el único país de Europa, junto a Alemania, donde se ha producido una disminución de la demanda en el segundo trimestre, ya que en el resto de la UE no sólo aumentó sino que también mejoraron las condiciones para acceder a las hipotecas, "fruto del impacto positivo de la competencia y de la mejora de las perspectivas sobre la situación económica".

En España, sin embargo, en el segundo trimestre del año se endurecieron las condiciones de los préstamos otorgados a las familias, sobre todo en cuanto a garantías, márgenes o comisiones, debido a las negativas "perspectivas sobre el mercado de la vivienda" que tienen las entidades de crédito.