Previsiones

Merrill Lynch prevé récord de beneficios en petroleras y aconseja sobreponderar

El tercer trimestre de este año promete ser histórico para las petroleras europeas. 'Anticipamos unas ganancias de 15.900 millones de dólares, un 5% más que en el segundo trimestre y un 46% que el mismo periodo de 2003', afirma Merrill Lynch en un informe. El banco cree que el sector aún está barato en Bolsa y recomienda sobreponderar. Sus valores favoritos: OMV, Total, Statoil y Norsk Hydro.

El sector de petroleras europeas ha mejorado en promedio un 20% en lo que va año. La empresa que destaca sobre todas las demás es la austriaca OMV, que ha subido más de 60%. 'Aún llegará a más', promete Merrill Lynch, cuyo precio objetivo para el valor es de 210 euros. 'El elevado nivel de márgenes, tanto en exploración y producción como en refino, debería traducirse en otro fuerte ejercicio interanual', resume Merrill Lynch.

Pero las perspectivas no son tan optimistas para todo el sector. Así, Repsol no figura entre las elegidas. De sus características, Merrill Lynch destaca: 'Débil crecimiento en exploración y producción (+1% en tasa interanual) y márgenes bajo presión en Argentina (los costes e impuestos van al alza)'. La valoración de los títulos es neutral.

El sector saldará el tercer trimestre del año con un crecimiento de las ganancias del 46%

Otra de las empresas señaladas por el banco es la francesa Total, de la que se resalta su 'fortaleza en el negocio de refino y distribución, a pesar de las presiones de un mercado muy competitivo'. El consejo es comprar, con un precio objetivo de 180 euros.

Noruega es la última parada en el espectro de los valores preferidos por el banco estadounidense. En el caso de Statoil, su valoración 'no refleja adecuadamente el potencial financiero que la empresa puede desarrollar respecto a sus principales rivales', relata el informe, que incide en el 'sólido' modelo de gestión de la petrolera. Statoil logra una recomendación de comprar, con un precio objetivo de 105 coronas.

La cuarta gran firma destacada por Merrill Lynch es Norsk Hydro. Aunque se dedica a la exploración y producción de petróleo y gas, el gigante noruego es un conglomerado industrial con fuertes intereses en el sector químico y de metales ligeros. Destacan las buenas perspectivas de dividendos, que Merrill Lynch calcula que crecerán un 32% en el último trimestre del año. La valoración es de comprar y el precio objetivo, de 525 coronas.

La entidad estadounidense aprovecha su revisión sobre el sector para elevar su previsión de precios del petróleo para lo que queda de año. 'Hemos pasado de 33 dólares por barril a 41 dólares para el cuarto trimestre'. El precio medio pronosticado para el conjunto del año es de 37,3 dólares por barril, frente a la media actual de 35,8 dólares y en contraste con los 28,25 dólares del mismo periodo de 2003.

Matices a la escalada del barril

Tampoco es para tanto. El precio del Brent ha subido más de un 50% en el año y cotiza ahora en el entorno de los 46 dólares. Pero Morgan Stanley matiza la escalada. 'El impacto de los precios del petróleo no tan fuerte como para desencadenar una recesión', afirman los expertos del banco.

'El precio del barril medido en euros cotiza a 39 euros, frente a los 43 euros de hace cuatro años; el precio real del petróleo es menos de la mitad de lo que era a finales de la década de los setenta y las economías están más orientadas al sector servicios y son menos dependientes del petróleo'.

JPMorgan coincide al resumir los dos factores que han permitido a las Bolsas europeas aguantar el temporal: 'Los precios reales del crudo no son tan extremos y las economías avanzadas han desarrollado una gran eficiencia energética'.

No es una visión compartida por todos. 'Yo no esperaría a que el petróleo subiera a 60 dólares por barril. Empezaría a preocuparme ya por el crecimiento económico, si no se observa pronto una mejora generalizada del empleo', apunta Véronique Riches-Flores, de Société Générale.