Previsiones

Los especuladores se alejan del petróleo

La actividad especuladora es el argumento favorito de la OPEP para eludir responsabilidades en la escalada del petróleo. El Brent, el crudo de referencia en Europa, se ha encarecido más de un 50% desde enero. La lista de culpables es casi infinita. Pero entre ellos, los llamados inversores no comerciales ocupan, a juicio de la mayoría, un puesto de honor. Pero la realidad tiene sus matices. Los datos del mercado de materias primas de Nueva York (Nymex) revelan que los especuladores actúan como vendedores netos. En la primera semana del año, sus contratos largos en futuros equivalían a 115,5 millones de barriles, ahora suman 26,7 millones, según los cálculos de Barclays Capital.

'La tendencia en los contratos a largo ha ido hacia abajo a lo largo del año. Comparado con las posiciones de comienzos de año, los especuladores son vendedores netos, incluso aunque los precios estén subiendo', afirma Paul Horsnell, especialista en materias primas de Barclays Capital. 'Así que, mientras algunos sostienen todavía que es la especulación la responsable de la subida del crudo, los números dicen otra cosa', asevera el experto.

Ha sido el Banco de Pagos Internacionales (BIS, en sus siglas en inglés) el primero en poner cifras a la especulación. La entidad, que actúa como banco central de los bancos centrales, afirmó en su último informe trimestral que las posiciones de inversores no comerciales en el total de contratos abiertos había crecido en los ocho primeros meses del año del 32% al 37%.

Ningún analista espera que el barril caiga por debajo de 30 dólares en 2005

Tanto la OPEP como la AIE (la agencia que vela por los intereses energéticos de la OCDE) señalan que hay un exceso de oferta en el mercado mundial de crudo. 'Dicen que el suministro supera a la oferta desde marzo, pero me pregunto dónde está todo ese exceso de petróleo', comentaba a este periódico un agente del mercado.

Es uno de los problemas del sector, la falta de claridad en las cifras. Por ejemplo, la OPEP ha incumplido de forma sistemática y declarada sus propios límites de producción. Hoy ha entrado en vigor la nueva cuota oficial de 27 millones de barriles diarios, teóricamente un millón más que ayer. La propia organización reconoce, sin embargo, que en agosto ya producía 27,95 millones de barriles al día.

Otros números sobre los que hay oscuridad son los del consumo de China, que representa aproximadamente el 50% del crecimiento del consumo mundial de los últimos dos años. La AIE cifra la demanda china en 15,3 millones de barriles diarios, pero muchos operadores del mercado ponen en tela de juicio cualquier cifra suministrada por Pekín.

Entre tanto, el Brent subió ayer en Londres un 0,65% y cotiza sobre los 46,38 dólares frente a los 27,7 dólares de hace doce meses. Ningún experto prevé que el barril caiga por debajo de los 30 dólares en 2005.