Informática

El Banco de España anima a las empresas a utilizar un lenguaje informático común

La banca se ha propuesto homogeneizar la difusión de los datos financieros. Con este fin, el Banco de España trata de impulsar entre las empresas españolas un nuevo lenguaje informático, el XBRL.

La clave está en que este nuevo lenguaje permite comparar información de ámbito financiero y empresarial de diferentes fuentes y formatos, reduciendo el riesgo de entrada manual de los datos, facilitando su análisis. En opinión de José María Roldán, Director general de regulación del Banco de España y presidente de la Asociación XBRL España, la próxima implantación de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) será un acicate para que entidades financieras y empresas en general adapten este lenguaje.

Según Roldán, 'ahora las empresas españolas tienen dificultad para darse a conocer en el mercado financiero europeo ya que la barrera lingüística es difícil de superar. Con el uso de XBRL como formato estándar de presentación de las cuentas éstas serán entendidas en todo el mundo'.

Aunque el Banco de España no tiene definido un calendario de implantación del nuevo lenguaje sí iniciará para 2005 proyectos piloto para evaluar la puesta en marcha generalizada. 'La idea es que las entidades de mayor tamaño sean las primeras'.

En EE UU se estima que los analistas sólo evalúan el 20% de las empresas que presentan información financiera, ya que hay un esfuerzo añadido de conversión de la información de las memorias empresariales del formato corporativo al del analista. Con XBRL se podrá, dicen, analizar el 100%, ya que una vez publicadas las cuentas serán utilizadas con cualquier sistema informático.

Una de las ventajas del nuevo lenguaje es su fiabilidad, ya que evita la manipulación de datos al absorberlos directamente de las bases contables sin que haya tratamiento manual. Gonzalo Gil, subgobernador del Banco de España, aseguró durante el pasado miércoles en unas jornadas para dar a conocer la Asociación española de XBRL, que este lenguaje 'es fundamental como herramienta que facilitará y hará más económica la tarea de supervisores y miembros de los mercados'.

Roldán añadió que este lenguaje, que no tiene royalties, reducirá los costes de la gestión de la información, entre otras cosas porque permitirá a las empresas adaptar fácilmente los reporting financieros a las especificaciones nacionales. El XBRL, no obstante, sí tendrá costes de adaptación para las empresas, pero 'los ahorros que supondrá compensará pronto las inversiones'.

Un estándar para reforzar la transparencia

La Asociación Española XBRL, en la que participan actualmente 19 organizaciones públicas y privadas, está llevando a cabo una tarea de evangelización, encaminada a explicar las ventajas del nuevo lenguaje. Actualmente elaboran taxonomías consensuadas que especifiquen qué debería aparecer en la información publicada por las empresas.

Según el Banco de España ya hay tres taxonomías en marcha: una de modelos de estados financieros para remitir información a la CNMV, otra de datos generales de identificación para los registradores mercantiles y la central de balance de datos del Banco de España y, una tercera, del plan contable actual. El objetivo es que se puedan usar a final de año. Gonzalo Gil añadió que 'este nuevo formato refuerza la transparencia de la información financiera y agiliza su comunicación vía internet'.