CincoSentidos

Aprender el oficio de guionista

Las palabras de la heroína cinematográfica salen de su pluma y los villanos desaparecen de la escena cuando ellos lo deciden. Es el poder de los guionistas: sin las historias que inventan no hay películas. El guionista, sin embargo, es la parte menos visible de la película. Y no es la única desdicha. Un reciente estudio de la Fundación Autor y ALMA (Autores Literarios de Medios Audiovisuales) dibujaba un pésimo perfil de la profesión: mal pagada y peor reconocida. Una situación con la que los profesionales quieren acabar.

'Los profesionales sabemos que la película está contenida en un guión. El mundo del cine se ha dado cuenta de que hay que formar guionistas profesionales', declara Manuel Gutiérrez Aragón, presidente del Patronato de la Fundación Autor y socio de ALMA.

Dentro de ese movimiento general de promoción, la SGAE, a través de la Fundación Autor, ha puesto en marcha el primer tutorial de guión de largometraje, un curso de perfeccionamiento en el que 16 jóvenes autores recibirán formación en todos los ámbitos relacionados con el guión: música, literatura, interpretación, derecho o historia, de la mano de especialistas.

Álvaro del Amo, Chus Gutiérrez, Antonio Giménez Rico, Imanol Uribe, Assumpta Serna, José Nieto y Manuel Gutiérrez Aragón son algunos de los profesionales que asesorarán a los participantes en los diferentes campos de estudio. A lo largo del tutorial, los alumnos deberán reescribir su guión inicial y mejorarlo con las aportaciones que hayan recibido de sus profesores.

Experiencia

Los participantes ya tienen experiencia en el oficio, por eso la teoría les resulta tan interesante como las aportaciones de los profesionales. El barcelonés Jacobo López-Vilasalo ha participado en anteriores iniciativas de la SGAE, como el laboratorio de guionistas realizado en colaboración con el festival de cine independiente Sundance, y no ha dudado en presentar su obra Sin identidad a este curso. Le interesan los consejos de los maestros, dice este alumno autor del guión de Dama de Porto Pí, basado en la novela de Antonio Tabucchi, pero también la posibilidad de acceder al mercado americano. Porque la novedad de este tutorial, respecto a anteriores cursos y talleres organizados por la SGAE, es que las obras de los participantes serán estudiadas en Hollywood.

La convocatoria de la Fundación Autor pedía guiones acabados. Se presentaron 90, de los que se seleccionaron 16. El curso está financiado por la SGAE y la MPA (Motion Pictures Association), con la colaboración de Egeda (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales). La organización del tutorial destaca el elevado nivel de los guiones presentados. En ellos predomina la comedia, el thriller y el género fantástico, explica Carlos Medina, director del proyecto.

Son 16 historias que aspiran a ser filmadas. Los productores tienen la última palabra.

Con la vista en el mercado americano

El objetivo de la SGAE no es sólo favorecer el desarrollo creativo de los guionistas noveles, también pretende dar salida profesional a sus trabajos. El curso tutorial finalizará el próximo mes de noviembre y será entonces cuando una comisión de profesionales seleccione los tres guiones finalistas. En enero de 2005, los textos se traducirán al inglés y se enviarán a los miembros de la MPA, promotor de las industrias norteamericanas de películas y entretenimiento para el hogar.

Esta asociación norteamericana gozará de una primera opción de compra sobre los guiones elegidos. Los proyectos pueden o no materializarse en películas de ficción, pero el solo hecho de que sean estudiados por ejecutivos de la industria cinematográfica estadounidense se considera un logro para los aspirantes, porque como recuerda Jacobo López-Vilasalo, 'el mercado americano es inalcanzable'.

Los autores de los guiones seleccionados viajarán en 2005 a Los Ángeles para reunirse con ejecutivos de los estudios cinematográficos de la MPA y disfrutarán de matrícula gratuita para el seminario European Film Crossing Borders, que organizará la Fundación Autor en la próxima edición del Festival de Cine de Berlín.

La SGAE, además, se compromete a mover entre las productoras españolas todos los guiones que han participado en este curso.