Análisis

Las compañías aéreas perderán hasta 3.200 millones en 2004 por el crudo

La industria aérea mundial perderá entre 3.000 y 4.000 millones de dólares (2.438-3.251 millones de euros) en el año 2004 como consecuencia del aumento de los precios del combustible, que afectará fundamentalmente a las compañías aéreas estadounidenses, según los cálculos de la Organización Internacional del Transporte Aéreo (IATA) dados hoy a conocer por su secretario general, Giovani Bisignani.

"Las compañías aéreas han hecho un buen trabajo de reducción de costes en circunstancias muy difíciles, pero lamentablemente el precio del combustible se está comiendo esas ganancias", ha señalado Bisignani. Ni siquiera la recuperación del tráfico aéreo mundial, que durante los ocho primeros meses fue un 18,7% superior al registrado en el mismo período del año anterior, "podrá mitigar los altos costes del queroseno", ha advertido.

Gracias a la fuerte recuperación del tráfico en Asia-Pacífico, las compañías aéreas asiáticas superarán el año con beneficios. En Europa, la política de cobertura de combustible desarrollada por las aerolíneas en los mercados de futuros unida a la fortaleza del euro les mantendrá parcialmente al abrigo del impacto del encarecimiento del crudo, al contrario que las aerolíneas norteamericanas, que "continúan sufriendo condiciones comerciales muy difíciles". "En general, estimamos que la industria aérea (doméstica e internacional) perderá entre 3.000 y 4.000 millones de dólares en 2004", sentenció.

Pérdidas acumuladas desde el 11-S

Las pérdidas acumuladas desde los atentados del 11 de septiembre por la industria aérea mundial ascendían en 2003 a 30.000 millones de dólares (24.382 millones de euros). Para paliar estas pérdidas, el secretario general de la IATA pidió la colaboración de los Gobiernos durante una conferencia en la Asamblea de la Organización de la Aviación Civil (OACI).

"Tras registrar 30.000 millones de dólares en pérdidas, la necesidad de cambio para la industria es crítica y el papel que deben jugar los Gobiernos es esencial", sostuvo. En este sentido, Bisignani incidió en la necesidad de "nuevas estructuras que permitan hacer frente a los ciclos y las crisis de forma efectiva". "Todos los actores del sector, como son los aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea y Gobiernos tienen un papel que jugar", recalcó.