Telecomunicaciones

Vodafone reducirá costes en 2.060 millones hasta marzo de 2008

El gigante de la telefonía móvil Vodafone Group ha asegurado hoy que esperaba alcanzar un beneficio bruto de 2.500 millones de libras (3.680 millones de euros) en marzo de 2008, al tiempo que ha reiterado sus expectativas para el presente año fiscal.

La compañía, que está celebrando un encuentro de analistas e inversores en su sede en Newbury, al oeste de Londres, dijo que su plan de ahorro "One Vodafone" generaría 1.400 millones de libras (2.060 millones de euros) en reducciones de costes y otros 1.100 millones de libras (1.620 millones) procedentes de otras iniciativas.

La mayor firma de telefonía móvil del mundo por beneficios ha reiterado sus expectativas financieras para este año y dijo que esperaba reducir el gasto de capital móvil a menos del 10% de los ingresos móviles en el año hasta el 31 de marzo de 2008. La compañía, que espera generar 7.000 millones de libras en flujo de caja libre este año fiscal, ha pronosticado márgenes "ampliamente equilibrados" y quiere asegurar un alto crecimiento de suscriptores.

Por otro lado, el consejero delegado de Vodafone, Arun Sarin, ha explicado que detallaría los planes de incremento de retribución al accionista en el mes de noviembre. En este sentido, ha concretado que la compañía revelaría los planes de retribución cuando presente sus resultados semestrales el 16 de noviembre. "Es razonable pensar que pagaremos más de nuestro flujo de caja en los próximos años", dijo, aunque el ejecutivo declinó realizar más comentarios a este respecto.

Interesada en expandirse por el este de Europa

Sarin ha explicado que Vodafone tiene una "excelente" implantación geográfica. Sin embargo, ha añadido que la compañía sigue interesada en el este de Europa y en la operadora de telefonía móvil SFR, controlada por Vivendi Universal, en la cuál la firma británica ostenta una participación minoritaria. Sarin también habló de que existen muchas otras regiones en el mundo, como Asia y África, donde existe un alto crecimiento y una baja penetración de la telefonía móvil, en las cuáles Vodafone podría crear valor para los accionistas.

"Si estas oportunidades se presentan, pretendemos aprovecharlas", dijo. "Pero, lo que quiero asegurarles es que tenemos estrictas tasas de riesgo. El riesgo en un país no es el mismo que en otro país", ha apuntado Sarin.

El consejero delegado y otros ejecutivos de Vodafone de las divisiones británica, alemana, italiana, estadounidense y japonesa, que suman el 70% de los ingresos del grupo, están realizando presentaciones y contestando preguntas en este encuentro. Sarin también ha comentado que se darían más detalles de las operaciones de la operadora británica en España en noviembre.