Forúm

Crítica de los economistas a las 'recetas únicas' para el desarrollo

Un nutrido grupo de economistas reunidos en la última jornada del Fórum de Barcelona concluyeron ayer que 'no hay una sola vía para el desarrollo' económico y cuestionaron la eficacia de las recetas neoliberales en los países pobres. Al acto asistieron, entre otros, el economista Paul Krugman, profesor de la Universidad de Princeton; el Nobel Joseph Stiglitz; Guillermo de la Dehesa, presidente del Centre for Economic Policy Research; y el asesor económico de La Moncloa, Miguel Sebastián.

Krugman reclamó ayudas para evitar que los países en desarrollo 'vuelvan atrás hacia un mayor proteccionismo'. Algo en lo que coincidió con Sebastián, para quien si no se producen cambios, 'volveremos a todo tipo de intervencionismos, nacionalismos y proteccionismos'.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz fue el encargado de presentar formalmente la 'Agenda de Barcelona para el Desarrollo'. Y lo hizo en presencia del principal redactor del llamado Consenso de Washington, el economista norteamericano John Williamson. Dicho consenso, suscrito en 1989 por economistas estadounidenses y funcionarios del Banco Mundial y del FMI, apuesta por apliar recetas ultraliberales para impulsar el desarrollo económico mundial. Según Stiglitz, 'algunas ideas de este Consenso han quedado desfasadas y países como India o China han conseguido grandes éxitos con 'fórmulas diferentes a las consensuadas'.

Al debate asistieron también ex dignatarios socialistas como el español Felipe González, el portugués Antonio Guterres y el francés Lionel Jospin.

Regulador Global

Paul Krugman y Miguel Sebastián reclamaron cambios en la ayuda a los países en desarrollo para hacerla más eficaz y alertaron sobre el peligro de que estos países den marcha atrás y vuelvan a adoptar políticas proteccionistas, intervencionistas y nacionalistas