Estados Unidos

Wall Street, pendiente de los resultados empresariales

Se acerca la temporada de resultados empresariales y los inversores de Wall Street están preocupados. El mercado ya ha asumido que se acabó la buena racha, ahora intentan dilucidar cuáles van a ser las compañías más castigadas. Las dudas se reflejan en el saldo semanal de los grandes índices. Así, el Dow Jones pierde un 0,28%; el S&P 500 gana un 0,41%, mientras que el Nasdaq, un 0,83%.

Entre los que han dado buenas noticias destacan Ford y Texas Instruments. La automovilística empieza a salir de una larga crisis, pero aún no cotiza las buenas noticias en Bolsa. La revisión al alza de las ventas del tercer trimestre sólo le permitió el viernes subir cerca de un 2%. La tecnológica ha optado por elevar su dividendo y anunciar un plan de recompra de acciones.

Otra historia es la de Nortel Networks y Coca Cola. Sus malas previsiones les han hecho perder respectivamente cerca de un 16% y un 6% en el conjunto de la semana.

El petróleo sigue siendo el dolor de cabeza de EE UU. La irrupción del huracán Iván en el golfo de México es el argumento de la semana para justificar una escalada del 5% en el precio del barril de West Texas Intermediate, hasta 45 dólares. La consultora Platts calcula que, a causa de Iván, el golfo ha dejado de producir esta semana 1,25 millones de barriles diarios. La historia no ha terminado, ya que ahora vienen las tormentas tropicales Jeanne y Karl.

Los inversores estarán atentos este martes a la reunión de la Reserva Federal. Todos los analistas esperan que la Fed vuelva a subir los tipos por tercera vez desde junio y los deje en el 1,75%. La cuestión es ahora si las renovadas dudas sobre la economía harán que la Fed se lo piense antes de seguir con la política restrictiva. En el mercado de futuros de Chicago se da por hecho que los tipos estarán al 2% en diciembre.

Moody's estudiará bajar la calificación de la deuda

Las malas noticias suben como la espuma para Coca-Cola. Tras reconocer que los beneficios volverán a bajar en la segunda mitad del año, la compañía afronta ahora una posible rebaja de la calificación de su deuda por parte de Moody's, que ha reconocido tener al valor 'bajo revisión' y con perspectiva negativa. Las malas noticias empresariales han precipitado el descalabro de Coca-Cola en Bolsa, ha perdido más de un 6% esta semana y cotiza al precio más bajo desde abril.