æscaron;ltima

Alcampo experimenta con las cajas autoservicio

Los empleados de Alcampo en Leganés (Madrid) serán los primeros en probar las nuevas cajas de autoservicio que esta cadena de hipermercados ha decidido instalar en España, aunque sólo dos semanas después -a finales de septiembre- cualquier cliente podrá hacer uso de las cuatro cajas sin cajeras con que contará el centro. El consumidor, tras comprar como siempre, será quien escanee, empaquete y pague sus productos, todo a través de un sistema informático muy fácil de manejar y sin la intermediación de un empleado del hipermercado.

Esta caja, desarrollada por la compañía NCR, está ideada para el pago automático de pequeñas compras de forma sencilla y sin necesidad de esperar colas. Cajamiga, como se ha denominado al sistema, admite el pago en metálico o con tarjetas.

Los responsables de Alcampo dejan claro que este sistema supone un servicio complementario y opcional que permitirá a los clientes que lleven compras pequeñas pasar por una caja tradicional o completar ellos mismos el proceso, agilizando el pago y permitiendo un mayor dinamismo en el resto de las cajas de salida. 'No pretendemos sustituir la imprescindible labor de las cajeras, que es un factor de competitividad clave para esta cadena', subrayan. 'Al contrario, se trata de aligerarles la carga de trabajo mecánico para que puedan realizar otras tareas dirigidas a mejorar el servicio al cliente'.

La experiencia, pionera en España, sigue los pasos de otras iniciativas similares de Tesco en Reino Unido y de Wal-Mart en Estados Unidos

Alcampo, que posee 45 hipermercados en 13 comunidades autónomas, 18 gasolineras, agencias de viajes, seguros y clubes infantiles, todo ello atendido por una plantilla de 15.000 personas, ha escogido el centro de Leganés por su proximidad a la capital y porque un elevado número de clientes realiza pequeñas compras.

Esta experiencia pionera en España sigue los pasos de otras llevadas a cabo en Europa por el grupo Auchan, al que pertenece Alcampo. En Francia funciona desde finales de julio pasado un sistema similar (aunque en el país vecino el sistemas es de Wincor-Nixdorf, competencia de NCR), denominado Caisses Minute, en el hipermercado de Villeneuve d'Ascq.

En Italia llevan más tiempo. El primero en instalar el sistema fue el centro Auchan-Gruppo Rinascente de Turín, en abril de 2003. Allí también se denomina Cassamica y el sistema consta de 6 cajas, frente a las cuatro que tiene el de Leganés. Según un portavoz de Alcampo, 'el objetivo en Italia era finalizar este año con la instalación de estas cajas en 17 tiendas e ir extendiendo la iniciativa entre 2005-2006 de forma paulatina a todos los hipermercados'.

En España, indica la misma fuente, es difícil dar plazos de cómo se van a ir extendiendo estas nuevas cajas por otros hipermercados. 'Dependerá de cómo lo reciban los clientes', asegura. Precisamente para atraer a los clientes, Cajamiga dispone de un sistema multimedia interactivo que explica todos los pasos a seguir en el proceso y también estará presente una azafata de caja que asistirá a los usuarios en el área de pago automático.

El cliente, tras pasar por el escáner los productos que tiene en su cesta, puede optar por un pago en efectivo, para lo que tendrá que introducir el dinero y recoger el ticket de compra y el cambio, o pagar con tarjeta, opción que requerirá que se firme el recibo en la mesa de la azafata, por seguridad.

César Ortega, director general para distribución de NCR Iberia, asegura que en España se espera que estas cajas automáticas tengan 'una estupenda acogida dado que somos uno de los países con mayor número de cajeros automáticos per cápita del mundo y los ciudadanos estamos muy acostumbrados a manejar la tecnología de autoservicio'. La multinacional informática tiene ya instaladas estas cajas de autoservicio en 11 países de Europa, 50 estados de EE UU, Australia y Japón. Entres sus clientes destacan, por ejemplo, Tesco, que desplegó las nuevas cajas el pasado junio en 65 establecimientos del Reino Unido, o Wal-Mart, que hizo lo mismo en cien de sus tiendas.