Conflicto

Las aseguradoras y los gruistas negocian un acuerdo para poner fin al paro

La patronal de las aseguradoras se halla reunida esta tarde con los representantes de los gruistas para examinar la contraoferta presentada por éstos a su propuesta de ayer. Sobre la mesa estaba la promesa de poner fin de forma fulminante a la huelga de ser aceptado ese documento.

Durante toda la mañana, la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) ha expresado su cólera al no recibir ese texto, que la Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera (Aneac) y la Confederación Española de Empresas de Asistencia en Carretera (Cepas) aseguraban haber enviado tanto directamente como a través de la Dirección General de Seguros. Por fin, alrededor de las dos y media de la tarde Unespa ha dado acuse de recibo y se ha puesto a estudiar la contraoferta de los gruistas.

El documento recoge la propuesta enviada el martes por la patronal de las aseguradoras a los gruistas para fijar un nuevo marco de negociación en la cuestión de las tarifas ¦mdash;el origen del paro es la exigencia de las compañías de auxilio en carretera de doblar la cantidad que perciben por cada servicio, y homogeneizar las tarifas a nivel nacional¦mdash;, e incluye dos condiciones adicionales que no han querido hacer públicas hasta que sean valoradas por Unespa.

Los gruistas y las aseguradoras, enfrentados de plano desde hace semanas, se reunieron ayer hasta las once de la noche en el Ministerio de Economía, donde acercaron algo sus posiciones. El Gobierno les había forzado a sentarse a la mesa para tratar de solucionar un conflicto que ya ha dejado casi un millar de coches varados en las carreteras. ¢Si aceptan [la contraoferta], hoy se soluciona todo¢, aseguró a medianoche Rafael Merino, presidente de Aneac. Los gruistas habían dado por bueno antes el ¢el 90%¢ del documento de Unespa, añadiendo además las dos condiciones antes mencionadas, según declaró el secretario técnico de Cepas, Filemón Galarza.

El paro ha afectado hoy a las provincias de Canarias, País Vasco, Galicia, Asturias, Navarra, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Extremadura y La Rioja, y a las provincias de Cuenca, Cádiz, Sevilla, Córdoba, Jaén, Menorca, Guadalajara, Cuenca y Huelva.

La DGT aseguró que a las ocho de la tarde de ayer estaban varados en las carreteras de su demarcación 236 vehículos, a los que hay que sumar 430 en el País Vasco y 139 de Cataluña. Unespa informó de que las aseguradoras han atendido al 63% de los conductores con los que tienen suscritas pólizas y han pedido una grúa. Un 33,2% de los servicios no han podido ser atendidos ¢de ninguna manera¢ y un 3,56% de los que han pedido ayuda no han podido recibir asistencia de grúa, pero sus problemas han sido resueltos ¢por otros medios¢.