Presupuestos

Solbes mantiene la previsión de crecimiento del PIB para 2004 y 2005

El Gobierno cree que, a pesar de la subida del petróleo, el PIB crecerá este año el 2,8% y confía en que la tasa del 2005 no se alejará del 3%, aunque admite que, si el precio medio del crudo sube este próximo año hasta cuarenta dólares, esa cifra podría reducirse al 2,6%.

Así lo ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, quien ha vaticinado que, a partir de septiembre, el crudo tenderá "hacia precios más razonables" y ha reseñado que, en cualquier caso, el impacto de la subida sobre la economía española será moderado.

Solbes ha recordado que la previsión oficial de crecimiento para 2005 se basa en una hipótesis de precio del petróleo de 33,5 dólares por barril y ha explicado que, por cada tres dólares de aumento adicional, el crecimiento se reduciría dos décimas y la inflación se aceleraría una décima.

En cuanto a este año, ha advertido que el avance del PIB en el segundo trimestre, que el INE publicará la semana que viene, será "algo inferior" al del primero (2,8%), pero ha señalado que no impedirá alcanzar el 2,8% para el conjunto del año, al tiempo que la inflación se modera y acerca al 3% al final del ejercicio.

El vicepresidente se ha esforzado por "quitar hierro a los planteamientos excesivamente negativos" sobre el efecto del precio del petróleo en la economía española y ha reseñado que los riesgos tienden "a la baja". Así, ha subrayado que, según la Agencia Internacional de la Energía, once dólares de los 43 registrados en agosto como precio máximo se derivan de factores coyunturales (problemas de la petrolera rusa Yukos, inestabilidad en Venezuela, sabotajes en Irak, entre otros) que podrían desaparecer en los próximos meses.

Fortaleza del euro

El vicepresidente ha incidido, además, en que la fortaleza del euro frente al dólar contribuye a restar gravedad a la escalada del petróleo y ha añadido que, en términos reales, el precio actual no es tan alto como los registrados en las crisis de los setenta y ochenta. Por todo ello, considera que el escenario macroeconómico sobre el que el Gobierno está elaborando los presupuestos del año que viene es "totalmente válido y absolutamente consistente".

El vicepresidente ha lamentado, sin embargo, los escasos avances que ha hecho España los últimos años para reducir su dependencia energética y ha resaltado que, mientras en la UE el consumo energético bajó el 1% entre 1980 y 2002, en España creció el 40%.

Preguntado por la posibilidad de compensar a los sectores más afectados por el encarecimiento del petróleo, Solbes ha destacado la "sensibilidad" del Gobierno ante problemas concretos y se ha mostrado dispuesto a analizarlos, pero ha opinado que quienes utilizan la materia prima deben ser los que "fundamentalmente" asuman el sobrecoste.

Solbes ha señalado que cualquier medida debe ser "económicamente lógica" y recordó, además, que es imprescindible respetar la legislación comunitaria sobre fiscalidad y ayudas públicas.

El vicepresidente se ha refirido también al proceso de elaboración de los presupuestos, todavía pendiente de resolver ciertos "problemas puntuales" de algunos ministerios y cuyo proyecto legislativo deberá ser enviado al Parlamento antes del 30 de septiembre.

Tanto Solbes como la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, insistieron en la disposición al diálogo del Gobierno con los diferentes grupos parlamentarios y en su confianza en que obtendrán el apoyo necesario para sacar adelante el texto.

Por otra parte, el ministro ha afirmado que el Gobierno está estudiando la posibilidad de deflactar las tarifas de los principales impuestos, entre ellos el IRPF.

Por último, al ser preguntado por la previsión de cierre de las cuentas públicas de este año, el ministro dijo que el Estado tendrá un saldo negativo "claramente superior al 1%", en tanto que el conjunto de las administraciones públicas registrarán un déficit "claramente inferior" a esa cifra.