Rusia

El crudo roza los 40 dólares por la orden a Yukos de dejar de vender

La crisis de la petrolera rusa Yukos arrastró ayer al precio del crudo a máximos históricos. Nada más anunciar la petrolera que puede paralizar en los próximos días sus exportaciones de petróleo, el barril 'West Texas', de referencia en Estados Unidos superó ayer los 43 dólares en Nueva York, por encima del máximo histórico alcanzado en junio (42,38).

La crisis de la petrolera rusa Yukos arrastró ayer al precio del crudo a máximos históricos. Nada más anunciar la petrolera que puede paralizar en los próximos días sus exportaciones de petróleo, el barril 'West Texas', de referencia en Estados Unidos superó ayer los 43 dólares en Nueva York, por encima del máximo histórico alcanzado en junio (42,38).

El crudo brent para entrega a tres meses, de referencia en Europa, también escaló posiciones hasta llegar a 39,7 dólares por barril en Londres (un dólar de ganancia en un día), la cotización más alta desde la primera Guerra del Golfo, hace catorce años, en donde alcanzó los 40 dólares.

Yukos hizo público su anuncio poco después de que el Ministerio de Justicia ruso decidiera prohibir a sus tres filiales 'cualquier operación que pueda afectar a sus activos', para asegurarse así el cobro de las deudas contraídas, lo que se interpreta como una prohibición para la venta de petróleo.

El barril 'brent', de venta en Europa, alcanza los 39,7 dólares

El presidente de la compañía, Steven Theede, alertó que la mayor petrolera privada de Rusia podría suspender la próxima semana las exportaciones de crudo por vía férrea si el Gobierno no le da acceso a sus cuentas bancarias embargadas. Sin el transporte ferroviario, por el que se realiza la cuarta parte de los suministros de Yukos, la empresa apenas podrá almacenar crudo durante tres días.

La crisis de Yukos se suma a los crecientes temores en el mercado internacional de materias primas sobre unos cada más que probables problemas de suministro de energía para las próximas semanas

De hecho, tras el alza de los precios del petróleo se encuentran, según los analistas, los problemas geopolíticos en Oriente Medio y la fuerte demanda mundial de carburante, a lo que se suma ahora la crisis financiera que atraviesa la petrolera rusa.

También mantiene en vilo a los inversores la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de incrementar su producción hasta 30 millones de barriles diarios, cifra que no se superaba desde finales de los años ochenta.

La OPEP decidió aumentar en más de un 10% su cuota oficial de producción este verano, hasta fijarla (sin incluir el bombeo de Irak) en un total de 26 millones de barriles diarios. Esta decisión podría obligar a muchos países a poner a todas sus plantes extractoras al 100% de su capacidad, sin posibilidad de atender incrementos extras de la demanda durante el verano.

Los ministros de Energía y Petróleo de la OPEP se reunirán el 15 de septiembre en Viena para estudiar la evolución del mercado y reajustar eventualmente su oferta en vísperas del invierno en el Hemisferio norte del planeta, la temporada de mayor consumo mundial de petróleo.

Por otra parte, los mercados están a la espera de que se conozcan más datos sobre el nivel de existencias de crudo en Estados Unidos.

Impacto en Europa

Desde España, la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) advirtió ayer de una posible desestabilización en el mercado del petróleo a partir del tercer trimestre del año si, finalmente, cae la producción de crudo, ante los problemas de la petrolera Yukos y la incertidumbre que se vive en Irak.

El director general de la asociación, Álvaro Mazarrasa, cree que el mercado del petróleo registra actualmente un equilibrio 'muy ajustado' entre la oferta y la demanda.

Mazarrasa recalca cómo Yukos ha contribuido sobremanera a saciar el mercado europeo con un crecimiento 'notable' de su producción en los últimos cuatro años. Otro elemento a tener en cuenta es el resultado del próximo referéndum de Venezuela sobre su mandatario, que podría afectar a sus exportaciones de crudo.

La OPEP podría ampliar su banda de referencia

La nueva banda de precios de referencia de la OPEP podría situarse entre 28 y 35 dólares por barril, según indicó ayer el representante de Venezuela ante ese organismo, Iván Orellana.

El quinto exportador mundial de crudo ha propuesto a sus socios del cartel estudiar en su próxima reunión del 15 de septiembre el incremento del rango actual de precios, que está entre 22 y 28 dólares. 'Todos los analistas piensan que ese valor podría estar entre 28 y 35 dólares por barril', dijo Orellana, informa Reuters. Según funcionarios venezolanos, el ajuste reflejaría mejor la realidad actual del mercado del crudo, que se ha mantenido en las últimas semanas cercano a los 40 dólares por barril.

Irán (otro socio de la OPEP) ha sugerido también que la horquilla de precios se eleve hasta un entorno entre 30 y 35 dólares. Arabia Saudí se mantiene contraria, por el momento.